Ovación

Maradona, el entrenador de la selección

Diego Maradona recibió ayer el regalo de cumpleaños que más esperaba. Si bien todavía falta el anuncio oficial, es un hecho que será el nuevo técnico de la selección argentina. No estará solo. Lo acompañará Carlos Bilardo, el entrenador campeón en México 86 y subcampeón en Italia 90. El Narigón cumplirá con la función de director general y será una fuente de consulta permanente para el Diez. ► Los diarios online hablan de el....

Miércoles 29 de Octubre de 2008

Diego Maradona recibió ayer el regalo de cumpleaños que más esperaba. Si bien todavía falta el anuncio oficial, es un hecho que será el nuevo técnico de la selección argentina. No estará solo. Lo acompañará Carlos Bilardo, el entrenador campeón en México 86 y subcampeón en Italia 90. El Narigón cumplirá con la función de director general y será una fuente de consulta permanente para el Diez. Lo que aún no está definido es el grupo de trabajo que secundará a Maradona. Hoy habría un encuentro con Pedro Troglio, Sergio Batista, Julio Olarticoechea, Héctor Enrique, José Luis Brown y Sergio Goycoechea, todos integrantes de la generación gloriosa que acompañó al Narigón en su ciclo en la selección, para definir esa situación. La preparación física estará a cargo de Fernando Signorini, quien compartió con Diego su etapa como jugador en Napoli.

  El sucesor de Alfio Basile quedó definido en la reunión que ayer a la tarde mantuvieron Maradona, Grondona y Bilardo en un hotel en Puerto Madero. No obstante, el presidente de la AFA mantendrá hoy un cónclave con los dirigentes que integran el comité de selecciones nacionales para comunicarles los detalles de la charla con Maradona. Por eso la oficialización de la designación sería mañana, justo el día en que Diego cumplirá 48 años.

  Maradona abandonó el cónclave con Grondona con una sonrisa de oreja a oreja. No podía ocultar la felicidad de llegar al lugar en el que siempre quiso estar. Habló como el flamante sucesor de Basile y dijo que Grondona "se decidió por el proyecto que le presentamos". Aunque después intentó manejarse con cierta cautela: "No quiero abrir todavía el regalo. Porque todavía tengo que hablar con los jugadores, convencer cabecita por cabecita, hablar con los que están acá, después con los europeos y trabajar. Estar en Ezeiza. Quiero inculcarles a cada uno que no se puede cambiar dinero por gloria. Hay que volver a creer en la camiseta argentina, quiero hacerles entender a todos que la camiseta se transpira y que es lo más importante".

  Maradona regresó ayer bien temprano desde Georgia luego de participar del showbol. Ya en ese momento intuía que algo bueno podría pasarle en el encuentro que tenía convenido con Grondona. Precisamente sobre ese contacto, dijo: "La reunión fue muy positiva y todos salimos conformes. Lo que sí quedó claro en la charla es que al equipo lo paro y lo formo yo. Tengo el silbato. Igual, voy a escuchar a Carlos (Bilardo) en todo, porque no se puede dejar de lado a un hombre que sabe tanto".

  Con esta designación, Grondona hizo realidad su deseo de armar un cuerpo colegiado para conducir los destinos de la selección. El mandamás del fútbol argentino ya había adelantado que "esta vez la responsabilidad no puede caer directamente sobre una sola persona". Y cumplió a rajatabla con esas palabras. Le confió nada menos que a Diego Maradona la dirección técnica de la selección y a Carlos Bilardo la función de director del grupo de trabajo. Buscó la sangre más pura y ganadora para devolver al equipo a la cima mundial. Como lo hicieron Maradona y Bilardo cuando levantaron la copa en México 86. Ahora apuntan a repetir aquella gesta en Sudáfrica 2010. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario