clasico rosarino

Mandan las leprosas

Newell's le ganó 3 a 0 a Central como visitante y se afirma en el liderazgo a poco del final.

Lunes 07 de Octubre de 2019

El clásico femenino se vistió de rojo y negro. En condición de visitante, Newell's derrotó a Central por 3 a 0 y de esta forma obtuvo el primer triunfo ante la línea A de las canallas. Hasta ayer habían jugado tres veces con un empate 2 a 2 y dos triunfos de Central (4 a 1 y 4 a 0). Si bien las mejores futbolistas de las canallas están disputando el torneo de la AFA no hay que argumentar ninguna excusa. Porque las dirigidas por Mariano Faurlin fueron contundentes y obtuvieron el decimoquinto triunfo consecutivo. Lo que las posiciona en el primer puesto con 66 puntos, seguidas de Social Lux (64), que ayer le ganó a Argentino 1 a 0.

"Cuando no nos den más las piernas vamos a responder con el corazón", fue la arenga previa de Maira Sánchez, la número 7 de Central. Y las dirigidas por Ramiro Lauretti, que ayer no pudieron completar las 18 futbolistas de la planilla porque los flashes estuvieron en el partido con Boca en Casa Amarilla, le pusieron el pecho a la situación y no se guardaron nada. En los primeros 10 minutos Central presionó en la salida de Newell's más que nada con Paola Del Pórtico y Daniela Martínez y mostró su mejor versión.

Pero con el correr de los minutos, las leprosas se acomodaron en la cancha y demostraron por qué son un equipo compacto con muchas horas de trabajo a conciencia. Dejaron los nervios atrás, comenzaron a hacer circular la pelota, ajustaron las marcas, llevaron el terreno al campo rival y antes de ponerse en ventaja tuvieron tres situaciones de gol. Dos a través de Luciana Ferreyra y una por parte de Carla Brandoni. Que de no ser por la brillante actuación de la arquera de Central Paula Zeballos, el clásico se hubiese definido en el primer tiempo.

A los 32' de esa etapa llegó el primero. Córner de Pilar Cepeda y Brunella Piccini, quien le marcó a Central A por tercera vez, puso de cabeza el 1 a 0. El segundo tiempo fue un monólogo de Newell's. Y allí apareció la calidad de su goleadora histórica María Eugenia Ramírez, quien con 35 años corre como una piba de 18 y es el cerebro de este equipo. Primero definiendo con una gambeta larga como la de Caniggia contra Brasil en el Mundial de Italia 90. Y después, en otro mano a mano, picándole la pelota a la arquera, algo que envidiaría cualquier delantero de la primera división del fútbol argentino.

Párrafo aparte para la buena conducción de la terna arbitral dirigida por Walter Chavarri y secundada por los asistentes Sebastián Chávez y Alexis Cerro y para la gente. Ya que hubo público de los dos equipos, escasa presencia policial y no hubo vallas que dividan a las hinchadas. Porque cuando se quiere, se puede.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario