Ovación

Mala para el Equi y Central: "Me insultó, no me quedó ninguna duda", confirmó Collado

Malas noticias para Central y para Ezequiel González. Javier Collado, el árbitro del partido del sábado en Jujuy, que fue triunfo por 1 a 0 ante Gimnasia con un gol suyo, pasó en su informe que el volante lo insultó. Por lo tanto, podría quedarse cuatro fechas afuera de las canchas. La información la confirmó el propio juez a Ovación. ► Video: el gol del Equi.

Lunes 04 de Mayo de 2009

Malas noticias para Central y para Ezequiel González. Javier Collado, el árbitro del partido del sábado en Jujuy, que fue triunfo por 1 a 0 ante Gimnasia con un gol suyo, pasó en su informe que el volante lo insultó. Por lo tanto, podría quedarse cuatro fechas afuera de las canchas. La información la confirmó el propio juez a Ovación, mientras esperaba que le entregaran el equipaje en Aeroparque tras regresar del norte por la tarde.

"Me insultó. No me quedó ninguna duda de eso", aseguró el árbitro del sábado.

Collado confió que se enteró lo que dijo el jugador canalla a la salida del vestuario. Ezequiel aseguró que había tenido una agresión verbal pero para con Gabriel Loeschbor en el momento en el que lo subieron al carrito. "Se equivocó pero no le guardo rencor", afirmó Ezequiel González, pero el juez negó que haya sido sincero.

"Estaba al lado suyo y me insultó a mí porque, según él, no le había cobrado falta", explicó el árbitro. Y cuando se le pidieron precisiones acerca de si iba a pasar término descomedido o insulto, Collado no titubeó: "Es insulto". En el primero de los casos le corresponderían una o dos fechas, pero en el otro un mínimo de cuatro.

Ezequiel González es de tener reacciones verbales. De hecho, durante el partido se cruzó feo con el técnico jujeño Héctor Arzubialde. Tampoco es casualidad que es el jugador más amonestado de Central desde que debutó en primera en el 97. También aún están muy cercanas sus declaraciones tras el triunfo canalla ante San Martín de Tucumán, que fueron usadas por Mostaza Merlo para presentar la renuncia como director técnico de Central. Pero, paradójicamente, la del sábado fue apenas su segunda expulsión, ya que la primera fue en el Apertura 2000 frente a Talleres de Córdoba.

Precisamente, porque no tiene antecedentes, le darían cuatro fechas y no podría jugar ante Newell’s, Lanús, Huracán e Independiente. Recién podría regresar para las tres últimas fechas, ante Argentinos Juniors, Tigre y Godoy Cruz.

Un daño colateral mucho mayor al que se presumía para él y Central, justo cuando Miguel Angel Russo le había dado la manija y lo puso en el lugar que mejor le gusta y más rinde. Prueba de esto fueron los dos partidos que disputó bajo la conducción de Russo. Equi fue determinante en el triunfo del domingo pasado 2 a 0 ante Boca en el Gigante. Y también tuvo una actuación clave el sábado ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario