Ovación

Maidana dejó abierta la puerta del retiro

El Chino dijo que piensa en una pelea en Argentina o en decirle adiós al ring.

Miércoles 17 de Septiembre de 2014

Marcos Maidana volvió al país después de su revancha ante el norteamericano Floyd Mayweather el fin de semana y dejó abierta la posibilidad del retiro definitivo del ring. El ex campeón mundial welter admitió que quiere que su próxima pelea sea en Argentina aunque también deslizó que merodea en su cabeza dejar la actividad.

"Fui campeón y perdí el título. Ojalá lo pueda recuperar si sigo. Ahora quiero hacer una pelea en Argentina", sostuvo Maidana al llegar ayer a la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza.

Ese simple "si sigo" fue la primera mención del santafesino oriundo de Margarita, de 31 años, sobre la chance de dejar los cuadriláteros pese a que momentos antes, también en el interior del aeropuerto, había dicho que no se veía fuera del boxeo. Ya en el playón externo, con gritos de la hinchada que fue a recibirlo, admitió que colgar los guantes es una alternativa presente. "No descarto el retiro. Está ahí", reconoció.

A diferencia de lo que ocurrió instantes después de la pelea en el MGM de Las Vegas, en EEUU, Maidana bajó los decibeles de declararse vencedor y se limitó a confirmar que "arriba del ring me sentí ganador".

Pero entre la noche del sábado en el MGM de Las Vegas y la mañana soleada de Ezeiza, Maidana pareció hacer un balance más justo de lo que ocurrió sobre el cuadrilátero, donde tuvo una performance más baja que en el primer combate frente a Mayweather en mayo pasado.

"No volví a ver la pelea. Quiero ver los fallos que tuve y por qué se la dieron a él", sostuvo, y hasta lamentó que le fue "muy difícil agarrarlo porque se mueve mucho".

El Chino admitió estar "arrepentido de algunas cosas" que le faltaron el sábado, como "meterle más presión" e imaginó que podría haber ganado si metía "una mano en punta o la pelea duraba unos rounds más".

Maidana partió rápidamente desde Ezeiza rumbo a su pueblo en el centro-norte de Santa Fe, donde descansará a la espera de definir qué pasará en su futuro inmediato y su carrera como boxeador.

En mayo, cuando perdió el primer combate con el estadounidense, el Chino expresó algo parecido: propuso revancha o retiro. "Solamente quiero que me dé la revancha. Estoy esperando eso. No quiero pelear con nadie más. Si no, me tomaré un tiempo y disfrutaré de mi familia", afirmó Maidana. Finalmente el desquite llegó, pero con menos luces que en mayo. ¿Qué pasará esta vez?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario