Ovación

Magistrales, los Spurs ganaron a los Heats por 20 puntos

Manu Ginóbili metió siete tantos en el triunfo de San Antonio Spurs por 107 a 86 sobre Miami Heat que lo colocó 3 a 1 en la serie final. Lebron no tuvo su mejor noche.

Viernes 13 de Junio de 2014

El escolta bahiense  Emanuel Ginóbili sumó siete puntos en el gran triunfo alcanzado  anoche por San Antonio Spurs ante Miami Heat, por 107 a 86 de  visitante, que le permitió a la franquicia texana colocarse 3-1 en  la serie por la final de la NBA, al mejor de siete encuentros.

El quinto juego de esta serie se desarrollará el domingo  próximo en el AT&T Center de los Spurs, desde las 21 de Argentina,  y de ganar, San Antonio obtendrá su quinto título de la liga,  después de los alcanzados en 1999, 2003, 2005 y 2007.

Ginóbili marcó siete puntos (1/2 en dobles, 1/2 en triples y  2/3 en libres), y además contribuyó con un rebote, dos asistencias  y cuatro pérdidas en 27 minutos y 57 segundos.
 
San Antonio apostó a la defensa y a mover mucho el balón y  con dos triples de Danny Green, se alejó 13 a 4.
 
Miami, actual bicampeón, reaccionó con el buen pasaje de  Chris Bosch (culminó con 12 puntos), para ponerse a tres (13-10),  pero los Spurs tuvieron un mejor cierre y con cinco puntos de  Patrick Mills ganaron el parcial por 26 a 17.
 
En el segundo cuarto, San Antonio, partiendo de una cerrada  defensa, con el pase extra y con la eficacia en la definición fue  marcando diferencias, ante un rival confundido que daba ventajas en  defensa y al que le costaba anotar.
 
Con triples de Ginóbili y de Patrick Mills, y con  penetraciones de Leonard (8 puntos y 6 rebotes, en esos 10 minutos)  y Parker, los Spurs sacaron la máxima: 55 a 33, que se acortó con  un triple del apagado James (28 puntos).
 
En el comienzo del tercer cuarto, James anotó 10 puntos en  cuatro minutos, para reducir la ventaja a 13 (61-48), pero San  Antonio con Leonard (terminó con 20 puntos y 14 rebotes) y Parker  (19 tantos), volvió a ser dominador y se quedó con el periodo  81-57.
 
Allí se definió el juego, porque Miami no tuvo respuestas  para torcer la historia, y los Spurs se encaminaron a una  concluyente victoria, que lo pone a un paso de conquistar su quinto  título.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario