Ovación

Más allá de la ínfima chance copera, Sensini debe cambiar para ganar

La derrota de San Lorenzo en el clásico le abre una chance remota de entrar a la Copa Sudamericana, pero la realidad objetiva coincide aún menos con la subjetiva y prácticamente no existe. Al menos, Newell’s enfrentará su próximo compromiso, el viernes a las 19 ante San Martín de Tucumán en el Coloso. 

Lunes 15 de Junio de 2009

La derrota de San Lorenzo en el clásico le abre una chance remota de entrar a la Copa Sudamericana, pero la realidad objetiva coincide aún menos con la subjetiva y prácticamente no existe. Al menos, Newell’s enfrentará su próximo compromiso, el viernes a las 19 ante San Martín de Tucumán en el Coloso, sin la presión de los hinchas que quisieran perder para no favorecer a Central en su lucha por el descenso, ya que los santos se condenan solitos. Eso sí, Roberto Sensini deberá rearmar el equipo con varios cambios, obligados y por lesión.

A 5 puntos de San Lorenzo (57), el último que ingresa a la Sudamericana, Newell’s además tiene en el medio a Huracán (55), Colón y Estudiantes (54), así que sólo un milagro lo clasificaría. Además, el equipo de Sensini debe ganar los dos partidos sí o sí y no ilusiona como para poder hacer al menos su parte. Sí los puntos que sume le servirán para no perder el tren para la Copa Libertadores 2009, ya que contará la tabla de este torneo y del próximo Apertura, y no tanto para engrosar el promedio, ya que la próxima temporada dejará los 35 puntos de la 06/07 y ya tiene 108 puntos para arrancar.

Con ese panorama, además donde varios jugadores se irán, Newell’s deberá motivarse lo suficiente para tratar de llegar a los 27 puntos ante San Martín y Racing, en Avellaneda, y Sensini reamar el equipo, ya que no podrá contar con los suspendidos Lucas Bernardi, Nicolás Spolli y Juan Manuel Insaurralde. Y habrá que ver qué pasa con Alejandro Da Silva, que terminó en Liniers con un esguince de rodilla derecha.

El paraguayo será evaluado el miércoles para ver si está en condiciones de jugar, mientras que a Spolli se le confirmó ayer el esguince de tobillo derecho, aunque seguramente se recuperará a tiempo para la última fecha, ya que, elecciones de por medio, será en tres semanas.

Sensini seguramente deberá parar una línea de cuatro en el fondo, con Fideleff o Machuca como acompañante de Schiavi, y probablemente Pillud y Quiroga por las bandas. Mientras que deberá redistribuir el medio y la delantera, donde seguramente volverá a poner dos puntas de oficio.

Los que jugaron el sábado sólo realizaron un regenerativo, mientras que el resto (incluidos los que entraron en el complemento) hicieron fútbol reducido. Desde hoy a la mañana, Sensini empezará a definir las cosas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario