Ovación

Luz, cámara... ¡ Strong !

Conducido en gran forma por Axel Alfonso, Candy Strong volvió a poner en juego la cuota de guapeza para vencer a Italo Icon.

Lunes 07 de Octubre de 2019

Ayer más que nunca volvió a resonar en el aire el viejo adagio expresado por la grey burrera que reza: "a las carreras hay que correrlas" y así quedó reflejado luego del vibrante y emotivo desenlace del Clásico Ciudad de Rosario.

En el lote ratificado aparecía Italo Icon "imbatible" de acuerdo a su andar mañanero y a los antecedentes superiores con los que acudía a la cita.

A priori, la mayoría auguraba un triunfo fácil del zaino del stud San Lorenzo. Pero otra vez quedó en evidencia que nada es fácil y el que se lo recordó en la pista fue Candy Strong, demostrando la cuota extra de valentía que ya había argumentado hace un mes atrás cuando debutaba en la arena local derrotando por el hocico a Expreso Cause.

Conducido en forma brillante y de menor a mayor por el aprendiz Axel Alfonso (usó nuevamente la cámara en su gorra para filmar el desarrollo) fue ganando metros paulatinamente, mientras Italo Icon enseñaba el camino. En los 700 Alfonso apuró la marcha ubicándose detrás del puntero casi en línea con Carl Lewis.

Faltando 400 metros Italo Icon intentó la disparada, al tiempo que Candy Strong salía proyectado con fuerza y fue en su busca descontándole valiosos metros, para emparejarlo en los 50 finales y quebrarlo en el disco por el pescuezo.

Man to Man alargó la serie y va por más

A poco de comenzar la jornada rosarina se disputó el Handicap "Barrio Martin", rajadora destinada para veloces de 4 años en adelante y donde Man to Man revalidó su condición de mejor sprinter de la actualidad en el medio local y casi con el boleto asegurado para ceñirse el trono de "Caballo del Año" de la temporada en curso.

Aunque en la tarde de ayer tuvo que extremarse para visitar el recinto triunfal. Al cruce le salió Starships (el pasado martes había cosechado el 4º éxito de su palmarés en una condicional corrida en La Plata), planteándole dura batalla.

Ambos redujeron el cotejo a un match desde la suelta y con firmes parciales se distanciaron del resto. Protagonizaron una ardua lucha y recién en los 150 metros finales, el pensionista de Claudio Rodríguez pudo volcar la balanza a su favor estirándole 2 1/2 cuerpos de ventaja, al cabo de 1' 10'' 86c para las 12 cuadras.

Tercera al hilo para el hijo de Lizard Island en el Independencia y va por más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario