Ovación

Lunari tiene un rompecabezas y aún le faltan varias piezas para visitar a San Lorenzo

El plantel entrenó a puertas cerradas de cara al partido del sábado en el Bajo Flores. Entre jugadores lesionados y expulsados, los leprosos tienen numerosas bajas.

Jueves 17 de Abril de 2014

Newell's Old Boys volvió rápidamente este jueves  a los entrenamientos tras la derrota como local ante uno de los líderes del torneo Final, Colón, y el entrenador Ricardo Lunari tiene un verdadero rompecabezas frente a sí teniendo en cuenta los lesionados, expulsados y los que tienen posibilidades de regresar al primer equipo pero que todavía no están plenamente recuperados.

De la defensa que inició el choque ante Colón, Diego Mateo salió a los 26' del primer tiempo tras trabar con alma y vida con el volante sabalero Meli. La consecuencia: una fisura en dos dedos del pie. Además, Enzo Beloso -reemplazante de Marcos Cáceres- quedó descartado para el próximo fin de semana tras sufrir un esqguince de tobillo izquierdo y en el cuerpo técnico rojinegro confían en la rápida recuperación del paraguayo.

A estos inconvenientes hay que sumarle que tanto Cristian Díaz como Gabriel Heinze se están recuperando de sendas lesiones y aún son duda para el sábado. Sobre todo el Gringo, quien podría ser preservado para el choque ante Tigre.

El mediocampo leproso también quedó diezmado. Las expulsiones del capitán Lucas Bernardi y del Mudo Hernán Villalba le traen otro dolor de cabeza a Ricardo Lunari, que se quedó sin volantes centrales a disposición, aunque se espera que Ever Banega -que no atraviesa un buen momento futbolístico- pueda recuperarse de la sobrecarga muscular y esté ante el equipo de Bauza.

A Lunari se le complicó el panorama sobremanera. Tiene apenas 48 horas para armarlo y los tiempos lo acosan.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario