Ovación

Luis Del Re, un Topo del futsal

"Me llena de orgullo haber podido vivir gracias a la pasión que siento por este deporte", dice Luis Del Re, quien pone en valor a los jugadores y equipos de Rosario

Domingo 17 de Diciembre de 2017

Luis Del Re es una figura emblemática del futsal. Durante décadas estuvo vinculado a esa pasión. Y aún hace camino al andar. Sigue escribiendo una historia de conquistas. Inscribió su nombre como entrenador del seleccionado argentino durante dos ciclos de tres años. Fue forjador de este presente de un deporte que sigue creciendo. Y además repartió su tiempo como preparador físico en Central Córdoba.

¿En qué andás?

Sigo como profesor en la universidad, donde voy a cumplir 40 años de servicio. Hoy como coordinador de la dirección técnica del fútbol de campo, jugando olimpíadas nacionales, eligiendo jugadores universitarios de cualquier carrera para los seleccionados nacionales y jugando los miércoles un torneo interuniversitario con las universidades privadas y públicas de otras provincias. Y con el futsal hace 10 años que estoy como coordinador y entrenador del club Echesortu.

¿Cuánto tiempo estuviste en la selección nacional de futsal?

Estuve dos ciclos. Desde el 89 al 91, durante el cual se jugó el Mundial de Italia en Milan y fuimos semifinalistas. Y del 91 al 94, que Argentina fue sede del Mundial y lo ganamos.

¿Imaginabas que el futsal alcanzaría este desarrollo?

Sí, por supuesto. En aquel entonces le alcancé un proyecto de desarrollo al Pato Galmarini como responsable de Deportes de la Nación, con quien me cruzaba en el Cenard. Ese proyecto planteaba la articulación del futsal desde las escuelas. Si eso se hubiese hecho en aquella época hoy estaríamos en un desarrollo muy superior. Por eso rescato el gran trabajo de Diego Giustozzi hoy.

¿Cómo es pasar de la selección nacional a Echesortu?

Es un desafío hermoso y el más difícil que me tocó afrontar, porque la propuesta es clara, concreta y sincera, todo depende de lo que edificamos con los jugadores. Yo había sido técnico de Central y nos fue extraordinario en AFA, y el presidente de Echesortu me propuso para encarar en forma personal un plan integral, pero que debía ser autónomo y sustentable. Me fue bien, las primeras dos temporadas ganamos a nivel local, el primero solos y el segundo con Regatas.

¿Por qué es lo más difícil que te tocó afrontar?

Porque el futsal en Echesortu se debe autofinanciar. Hoy tenemos el problema que nuestra cancha no se ajusta a las medidas reglamentariasr. Para jugar bien se debe hacer en un campo de 40 por 20 metros, y el mínimo permitido es 32, y en el club tenemos 31 metros. Pese a esto tenemos un buen nivel en todas las divisiones. Ojalá el club pueda desarrollar un proyecto edilicio que nos permita contar con la localía efectiva. En estos años jugamos en cancha del club Usar, que gentilmente nos permite actuar allí.

¿Rosario acompañó el desarrollo del futsal?

Totalmente. Acá hay muy buenos jugadores y equipos. Usar, que si bien ahora perdió con Jockey luego de varios años de hegemonía, tiene un equipo con grandes jugadores, como Martín Solzi y Kevin Garmizo, quien es el cerebro del plantel.

¿Seguirá creciendo el futsal?

Sin dudas. Acá hay dos o tres cosas que deben cambiar para ayudar al crecimiento. Y Rosario necesita una cancha de 40 por 20 para que los clubes que no dispongan del espacio propio puedan jugar allí.

Con 63 años y más de 40 de futsal, ¿qué te falta?

Todo lo que hice y hago lo disfruto porque el futsal es mi pasión. Y eso me llena de orgullo.

¿Qué sos más técnico o preparador físico?

No, más técnico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario