Ovación

Luego de 40 años permiten en Irán que las mujeres vuelvan a un estadio

Luego de que una joven se inmolara, se levantó la prohibición y hoy 4600 hinchas compraron sus entradas para ver a su selección con Camboya

Jueves 10 de Octubre de 2019

Fue un hecho inédito y trascendente. Pero también con un episodio trágico como antecedente. Después de 40 años volvieron a ingresar mujeres a un estadio en Irán, y sin necesidad de ser invitadas como solía ocurrir de manera excepcional hace tiempo. Porque hoy para el partido que disputó la selección iraní con la de Camboya, se pusieron a la venta 4600 entradas para las hinchas y se agotaron en apenas una hora.

Sin dudas que este hecho constituye una conquista para la lucha de miles de mujeres de ese país que querían ir a un estadio de fútbol y que el gobierno se lo prohibía, por eso hoy fue inevitable recordar a la joven iraní Sahar Jodayarí, quien se inmoló por temor a ser condenada a la cárcel por intentar entrar a un estadio de fútbol.

ira.jpg
La iraní Sahar Jodayarí se inmoló por temor a ir presa tras ser detenida por intentar ingresar a un estadio disfrazada de hombre
La iraní Sahar Jodayarí se inmoló por temor a ir presa tras ser detenida por intentar ingresar a un estadio disfrazada de hombre

Jodayari fue detenida en marzo de este año cuando la descubrieron disfrazada de hombre en marzo para ingresar al estadio, y falleció el 9 de septiembre.

Sin dudas que su muerte y la fuerte presión que ejerció la FIFA gravitaron para que hoy haya público femenino en el partido que Irán y Camboya jugaron en el estadio Azadi de Teherán por las eliminatorias al Mundial de Qatar 2022.

Embed

Y la experiencia tuvo un final feliz por partida doble para el público local, porque su seleccionado goleó 14-0 y porque en las tribunas contaron con el ferviente apoyo de las hinchas femeninas, que alentaron durante todo el encuentro.

Las mujeres sólo habían ingresado a los estadios de Irán para ver los partidos masculinos por invitación en contadas ocasiones, o de modo clandestino luego de la prohibición por parte de las autoridades.

En esta ocasión las mujeres lograron contar con 4600 lugares disponibles de los 100 mil que hacen a la capacidad total del estadio, pero el furor fue tal y tan esperado, que los tickets se agotaron en apenas una hora y el hecho representó un paso histórico para las aficionadas que tenían vedado el ingreso o al que sólo accedían por una extraordinaria invitación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario