Ovación

Lovera, en carrera

El juvenil será el único de los lesionados que reaparecerá cuando Central visite a Patronato.

Lunes 19 de Marzo de 2018

Central tiene varios jugadores en la enfermería por diversas causas. Y como recién volverá a la actividad oficial el domingo 1º de abril cuando visite a Patronato, el cuerpo técnico canalla aprovechará este lapso para poner a tono a Maximiliano Lovera. Al menos es la idea de Leo Fernández, ya que el juvenil se recupera favorablemente de un desgarro. Incluso será el único profesional de los que vienen realizando un plan de rehabilitación que podrá reaparecer en Paraná, por la 21ª fecha de la Superliga.
   La historia clínica de Lovera marca que el pibe se desgarró el bíceps femoral de la pierna izquierda en la previa del partido ante Godoy Cruz. El delantero se rompió solito minutos antes de ser confirmado como titular en la práctica realizada a puertas cerradas en el Gigante de Arroyito.
   La lesión fue la primera de este mes. En teoría tenía para 21 días de recuperación. Por el momento, los kinesiólogos están haciendo una buena labor, por lo que desde el cuerpo técnico esperan que el sábado pueda terminar el plan específico para arrancar a moverse junto al grueso del plantel desde la próxima semana con todo.
   Lo más factible es que termine ocupando un lugar entre los suplentes, pese a que el juvenil Agustín Maziero tiene todos los boletos para seguir entre los relevos. Sobre todo después de la soberbia actuación que tuvo ante Chacarita, cuando marcó dos goles determinantes en el triunfo 3 a 1.
   Mientras que Mauricio Martínez y Marco Ruben estarían en condiciones de volver cuando sea momento de recibir a Belgrano, es decir el sábado 7 del próximo mes. Eso sí, siempre y cuando no sufran algún contratiempo.
   Cabe destacar que Caramelo se repone de un desgarro en el gemelo derecho. A la vez, el atacante viene dejando atrás una lesión traumática en el sóleo derecho. Para el punta este no es un buen año, ya que había empezado torcido en Avellaneda, cuando el canalla empató con Independiente, al padecer un leve desgarro en el isquitobial derecho. A eso hay que sumarle que en junio expira su jugoso contrato con Central.
   En tanto, otro que sigue masticando bronca y entrenando de manera diferente es Néstor Ortigoza. El Gordo se resintió en el sóleo derecho antes de arrancar a jugar ante Godoy Cruz. Por ahora, su regreso es una incógnita.
   Por otra parte, el plantel volverá a reunirse hoy en el country de Arroyo Seco (ver aparte). Y habrá que ver cómo aparecen los soldados tras la batalla triunfal que libraron en el Gigante de Arroyito el pasado viernes ante el funebrero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario