Ovación

Los refuerzos que no fueron

El problema financiero que atraviesa Newell’s condicionó la llegada de refuerzos de primer nivel. No fueron pocos los nombres que se barajaron, se buscaron y se ofrecieron, pero la mayoría siguió de largo ante la imposibilidad rojinegra de definir rápido la cuestión con plata en mano. Se sabe que el recurso de los clubes argentinos es la venta y la demora...

Lunes 14 de Julio de 2008

El problema financiero que atraviesa Newell’s condicionó la llegada de refuerzos de primer nivel. No fueron pocos los nombres que se barajaron, se buscaron y se ofrecieron, pero la mayoría siguió de largo ante la imposibilidad rojinegra de definir rápido la cuestión con plata en mano. Se sabe que el recurso de los clubes argentinos es la venta y la demora en concretar alguna viene conspirando con el armado de un plantel competitivo. El dato no es menor, ya que casi dos decenas de futbolistas contaban con la aprobación del técnico Ricardo Caruso Lombardi y partieron a otros destinos.

Pese a las que realizó en los últimos tiempos, Newell’s llegó a julio con una nueva necesidad de venta. Y en ese sentido, esta semana puede ser decisiva para saber si se definirá la transferencia de Santiago Salcedo a River o a otro club extranjero. Es sin dudas el jugador "a vender".

La situación no es acuciante porque recién hace una semana que empezó la pretemporada, pero sí le privó a Newell’s la chance de primerear, además de acotarse el abanico de opciones, en cantidad y calidad.

En la lista de los futbolistas que fueron contactados, en la mayoría de los casos por Caruso, hay que discriminar entre los que dijeron que no por otras cuestiones y los que se mostraron entusiasmados pero definieron otro rumbo al demorarse las negociaciones con Newell’s.

Entre los primeros estuvieron Pablo Ledesma (Boca), Luciano Civelli (Banfield) e Ignacio Piatti (Gimnasia LP). Pero el otro lote, más nutrido, sí se mostró expectante con la posibilidad de Newell’s. Y realmente fueron muchos.

Entre los primeros que se hablaron estuvieron Darío Gandín y Gustavo Balvorín. El primero se fue a Independiente y el tucumano a Lanús. Roberto Battión y Alejandro Delorte, de Argentinos, dudaron pero fueron a lo seguro hacia Grecia.

Dos jugadores de Tigre, en tanto, también optaron por otros destinos. Román Martínez se fue a México y Nicolás Torres a Colón. Matías Escobar fue uno de los que más esperó pero eligió Turquía. Facundo Sava prefirió quedarse en Buenos Aires, aunque sea en Arsenal. Gonzalo Choy hubiera vuelto de Monterrey. Federico Nieto escuchó la propuesta leprosa, lo mismo que César Carranza. Y como en el receso veraniego, Cristian Pellerano pensó en la chance de venir al Parque. También a Diego Barrado y Rodrigo Archubi, de River, les llegó la oferta, como a Leandro González, de Olimpo.

Entre este grupo, sólo Hugo Barrientos (ver aparte), esperaría pero no mucho. Como los jugadores de Tiro Federal, Leandro Armani e Iván Pillud. Hasta el momento recalaron Germán Caffa y Juan Manuel Insaurralde, provenientes de la B Nacional. Y hasta que Newell’s no venda a Salcedo (en el paquete podrían incluirse los jugadores de River), a Caruso no le queda más que resignarse, esperar que la cosa se revierta y probar otras opciones. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario