Ovación

Los Pumitas arrancan el sueño mundial

El seleccionado juvenil argentino viajó ayer rumbo a Italia. Tras una escala en Roma arribarán a Milán y desde allí irán en micro a Brescia, sede del torneo.

Martes 26 de Mayo de 2015

Con la ilusión en sus bolsos, Los Pumitas M20 partieron ayer hacia Italia donde disputarán el Mundial Juvenil entre el 2 y el 20 de junio. Antes de partir, el rosarino Gastón Conde, uno de los entrenadores del seleccionado argentino, habló de la preparación del equipo, de los amistosos ante los Baby Boks y de las chances del equipo en el certamen ecuménico.
  El ciclo arrancó en octubre y desde entonces el plantel realizó muchas concentraciones y partidos amistosos, “algo que permitió lograr que hoy haya un equipo. Más allá de los resultados, hay un equipo, y eso se trabajó con mucha anticipación y en forma periódica”, como destacó Conde.
  “El Mundial es muy estricto ya que son zonas de cuatro equipos y clasifica uno solo. En veinte días jugás los cinco partidos y de acuerdo a los resultados podés hacerlo por el Campeonato, en la zona media o por el descenso. En nuestro grupo está Irlanda, el campeón de Europa, Nueva Zelanda y Escocia; es difícil pero creemos que los partidos se definirán por detalles. Tenemos confianza”, deslizó el entrenador con optimismo, quien luego cerró la idea diciendo que “el Mundial no es para cualquiera: tenés que estar física y mentalmente muy bien. Por eso necesitás un equipo de 28 jugadores que estén listos y en óptimas condiciones porque tenés que cambiar de forma permanente”.
  Dentro del plantel argentino hay jugadores con experiencia. Once de los convocados ya disputaron el Mundial Juvenil 2014: Bazán Vélez, Calas, Calles, Deheza, Ezcurra, Granella, Larrague, Miotti, Portillo, Emiliano Boffelli y Vittorio Rosti. En tanto, Albornoz, Boffelli y Rosti integraron también el plantel mundialista en 2013.
  —¿Cuánto ayuda al entrenador tener jugadores con experiencia mundialista?
  —Mucho, más que nada para formar un equipo. La experiencia mundialista es fundamental. Yo no la tengo y por lo que estoy viendo, estoy cambiando algunas cosas en mi cabeza a medida de que pasan los días. Ellos, por ejemplo, sabían lo que se iban a encontrar con los Baby Boks, yo no. Nunca pensé que en un partido de rugby te podían ganar por KO y así pasó. Además saben lo que es jugar cada cuatro días o jugar casi sin entrenar, es un plus que tienen. Es como los jugadores que ya militan en primera división en sus clubes, tienen otra experiencia.
  —¿Trabajaron mucho las destrezas individuales?
  —Las destrezas individuales se trabajan y mucho, pero nosotros apuntamos a que ese sea un trabajo que se focalice más en el Pladar para que nosotros podamos tener más tiempo para trabajar en el juego en sí. Se trabajó y se sigue trabajando porque era una falencia que se había reconocido que teníamos en los distintos seleccionados. Al final pudimos trabajar más con el equipo, pero todavía nos falta. Dedicarle tanto tiempo a las destrezas individuales, enfocar los jugadores y armar un equipo, nos llevó tiempo.
  —¿Los partidos ante los Baby Boks sirvieron?
  —Sí y mucho, pero deberíamos haberlos tenido antes, en febrero o marzo, cosa que te de tiempo para trabajar distintas facetas donde sabemos que nos estamos bien y que los sudafricanos las pusieron en evidencia.
  —Aún así en ambos test le jugaron de igual a igual. Es más, Argentina llevó el hilo del partido y quiso jugar. Sudáfrica fue más esquemática, jugó sólo con los forwards a tal punto que los backs fueron invitados de lujo.
  —En realidad Sudáfrica juega así con todos sus equipos... se te pone enfrente y te apunta. Defendiendo te marcan de punta, salen adelante muy arriba. Por eso creo que tanto para defender como para atacar, lo mejor que te puede pasar con un equipo, es que te ataque y se defienda como Sudáfrica, con la salvedad de que en el punto de encuentro, por la diferencia física, de tamaño y de contacto, ellos te van demoliendo por KO y terminás perdiendo por poco. Nosotros en los dos partidos pudimos atacar y defender bien... era cuestión de ponerse en frente en forma organizada y ser duro en el punto de encuentro. Después, moviéndole la pelota con paciencia y soportando en el contacto empezamos a encontrar los espacios. Pero eso fue con Sudáfrica lo que no significa que nos va a pasar ahora. En el primer partido del Mundial vamos a enfrentarnos a Irlanda, que es un equipo completamente distinto, que te ataca por todos lados y que mueve la pelota con sus quince hombres. Entonces, apenas lleguemos, tenemos que hacer un clic rápido, y concentrarnos en que los irlandeses nos van a atacar de manera distinta, mucho más veloz. Tenemos que saber que nos va a costar encontrar los espacios y que el partido va a tener otro ritmo. Vamos a tener que correr mucho más. 

"Apuntamos los cañones a Irlanda"

Los objetivos que persiguen Los Pumitas son claros. El equipo se planteó ser competitivo y jugarle de igual a igual a cualquier seleccionado del mundo. Los partidos ante los Baby Boks fueron una muestra clara. En ambos, en la etapa final de su preparación, el equipo dejó una muy buena imagen, más allá de que en ambos partidos la victoria fue para los sudafricanos. Pero esos encuentros ya quedaron atrás. Los Pumitas debutarán en el Mundial el martes 2 de junio, ante Irlanda, a las 11.30 (hora argentina) y a ese partido apunta el grupo.
  “Hace rato que los venimos analizando a Irlanda tanto ofensiva como defensivamente. Nos vamos con todo analizado, para poder tratar de focalizarnos en lo nuestro, en qué tenemos que hacer tanto con la pelota como sin ella, de acuerdo a los cinco partidos que tenemos analizados de ellos”, confió Conde, metiéndose de lleno en la cita mundialista.
  “No creemos que puedan cambiar mucho más de lo que nosotros hemos visto. Ellos jugaron el Seis Naciones en marzo y tuvieron tiempo para cambiar, no sólo jugadores sino alguna estrategia. Seguramente van a venir con alguna cosa puntual nueva, pero nosotros también vamos a tratar de sorprenderlos. Con Sudáfrica no pusimos todas las cartas sobre la mesa, nos guardamos cosas y seguramente a Irlanda le vamos a jugar de otra manera”, continuó el ex medioscrum verdinegro.
  “Todos los cañones apuntan al primer partido porque la realidad te marca para el resto del torneo ya que de acuerdo al resultado te vas para arriba o para abajo. Sabemos que todo lo que hicimos en estos diez meses hay que expresarlo ante Irlanda. Ese es el partido, después se verá. Va a haber mucha presión y no es para menos... es el partido que te marca”, completó el entrenador rosarino.

Un largo proceso de selección

De afuera se puede pensar que seleccionar jugadores para jugar un mundial es como armar un gran rompecabezas para cubrir los cinco partidos que sí o sí tienen que jugar con 28 jugadores. Lo cierto es que el tema es mucho más complejo. “La elección del plantel se dio tras un proceso largo, de ocho meses, donde con el paso del tiempo se fue reduciendo la convocatoria hasta llegar a éstos 28. Es importante que haya muchos jugadores con experiencia mundialista, ya que le aporta solidez al equipo y la seguridad de saber con qué se van a encontrar en el Mundial”, destacó el DT.
  —¿Se les complicó elegirlos?
  —Para serte honesto, al principio pensé que no íbamos a llegar nunca. Pero después, a medida de que pasó el tiempo y fuimos viendo la evolución que tenían, se empezaron a notar las diferencias. Como en todo equipo, el 80% se pone solo y prácticamente no hubo discusiones. En los últimos cuatro o cinco de la lista puede haber alguna duda y ahí se empieza a elegir quién puede ser el mejor suplente, quién puede cubrir más puestos o quien es el de mejor gusto para el entrenador.
  —Y en ese nivel la paridad debe ser manifiesta.
  —Es tan parejo que a alguno le puede gustar más uno que se quedó..., puede ser, pero a nosotros nos sirve más el que viene. La realidad es que cuando tenés que armar un grupo la diferencia técnica prácticamente no existe. A lo mejor un jugador te da más carrera y otro más tackle y nosotros elegimos el de más tackle y menos carrera porque consideramos que para este equipo es mejor tener un jugador de esas características. Son elecciones.
  —También con eso podés plantear el juego a desarrollar
  Tal cual. El ejemplo más claro fue el del medioscrum. Los tres convocados fueron muy parejos y se tomó la decisión de llevar a Lautaro Bazan Velez y Patricio Baronio y dejar afuera a Del Prete. Fue complicado decirle a Gregorio que se quedaba afuera del Mundial, porque es muy buen jugador, tan bueno como los dos que van, pero encontramos algunas cosas que necesitamos más de éstos dos (Baronio y Bazan Velez) que lo que nos podía dar Gregorio. Los que van es porque consideramos que son los mejores para ir y creemos que pueden aportar más a nuestro equipo.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS