Ovación

Los Pumas van con lo mejor ante el mejor

Pumas y All Blacks se medirán mañana por tercera vez en un Mundial. Así Argentina enfrentará en su debut al único rival que nunca pudo vencer en su historia.

Sábado 19 de Septiembre de 2015

Ya no hay secretos. Argentina y Nueva Zelanda confirmaron los equipos para lo que será su 25º encuentro en un historial netamente favorable a los campeones del mundo. Los Pumas cargan con el hecho de medirse, en el debut del Mundial 2015, frente al único equipo al que nunca venció en su historia.

   La de mañana será la tercera vez que Los Pumas jueguen ante Nueva Zelanda en un Mundial y la primera fuera de territorio neocelandés. En los dos partidos jugados la victoria fue para los kiwis por 46-15 en uno de los partido de zona en 1987 y 33-10 en los cuartos de final de la RWC 2011. Un dato que no es menor: en esas dos ediciones los hombres de negro fueron campeones.

1987. El primer antecedente. En el primer Mundial de rugby Argentina jugó el tercer partido de su zona ante los All Blacks, plantel que contó con jugadores de la talla de Kirwan, Wright, Fox, Brooke, Shelford, Loe, Fitzpatrick y los hermanos Whetton, entre otros, hombres que hicieron entrar a este equipo como uno de los más grandes de la historia de este deporte.

   Contra los pronósticos lo mejor de Los Pumas apareció en ese partido, justo ante el más fuerte. En los partidos previos habían perdido con Fiji y le ganaron a Italia con algunos chispazos, por lo que necesitaban tener una actuación descollante para complicar a Nueva Zelanda en su propia casa. En cuanto al resultado tenían que ganar o empatar para poder pasar a la siguiente ronda, pero enfrente estaban los All Blacks que no dejaron que ninguna de estas alternativas ocurriera. La superioridad de los hombres de negro fue notoria.

   El equipo de Lochore tuvo desde el arranque la pelota y con ella dominó en todas las formaciones y fue sacando cada vez mayores ventajas hasta que llegó el silbato final del inglés Quittenton que terminó con la ilusión argentina.

2011, con la frente alta. Fue uno de esos partidos en que Los Pumas tuvieron una actuación heroica, de esas que, a pesar de tratarse de una derrota, se recuerdan por años. Si bien quedaron eliminados del Mundial tras 33-10 el equipo se marchó con la frente bien alta. Las primeras ocasiones fueron de Argentina, sin embargo los primeros aciertos fueron del dueño de casa. Piri Weepu anotó dos penales pero luego Los Pumas silenciaron al mítico Eden Park cuando Leonardo Senatore (quien mañana será titular) corrió por el centro de la cancha, desairando nada menos que al propio Richie McCaw, pasamanos compuesto por Contepomi, Bosch, Fernández y Rodríguez Gurruchaga, ruck pegado al ingoal y Julio Farías para levantarse y apoyar cerca de la bandera derecha. Dos penales de Weepu fueron la respuesta de los All Blacks que se fueron al descanso ganando 12-7 debido a la gran tarea defensiva del equipo de Phelan.

   En el arranque del complemento un penal de Bosch acercó a la Argentina, pero otro de Weepu volvió a estirar las ventajas para el local. Los minutos fueron pasando y Los Pumas resistieron cada uno de los embates de los hombres de negro. El mejor equipo del mundo que venía de anotar 36 tries en cuatro partidos y todos con punto bonus, tras tanto insistir encontró un hueco para llegar al try. Tardó 66 minutos en apoyar en el ingoal argentino, pero cuando lo hizo liquidó el pleito. Kieran Read quebró el corazón del equipo argentino que sintió el impacto. Después de ese try Los Pumas se desorganizaron, las piernas se endurecieron y Nueva Zelanda continuó sumando. Otro penal de Weepu y el try de Brad Thorn colocaron a los All Blacks en la semifinal. Para Los Pumas el Mundial había terminado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS