Ovación

Los Pumas sufrieron otra dura caída en la gira europea

Esta vez no jugaron bien y Escocia se terminó llevando un importante triunfo por 14-9.

Domingo 25 de Noviembre de 2018

Sin excusas. Los Pumas esta vez no jugaron bien y Escocia se terminó llevando un importante triunfo por 14-9. Fue la tercera caída consecutiva del equipo de Mario Ledesma en Europa, que cerrará un año muy largo el próximo sábado ante Barbarians, en Twickenham.

Después de las derrotas ante Irlanda y Francia, Los Pumas buscaban mejorar en defensa y en el scrum y lo consiguieron: en el balance final no hubo demasiados tackles errados y en el fijo lograron hacerse de la pelota, algo que había sido un déficit en las semanas anteriores. Sin embargo lo que ayer falló fue la definición. El seleccionado argentino pudo llevarse el triunfo, pero Sánchez marró tres penales factibles y Emiliano Boffelli uno más, que fueron determinantes en el resultado.

Escocia fue un equipo ordenado, con pocas luces, pero con la precisión que no tuvo Argentina le alcanzó para quedarse con la victoria. Fueron eficientes y clínicos. Su pateador Greig Laidlaw marcó tres penales (falló dos) y en una veloz corrida el wing Sean Maitland apoyo el único try del encuentro.

La primera parte fue pareja con un parcial favorable para los locales de 6-3, producto de dos penales convertidos por el apertura escocés y capitán Laidlaw. Los Pumas sumaron un penal convertido por Nicolás Sánchez y previamente el apertura tucumano y el fullback Emiliano Boffeli desperdiciaron sendos envíos a los poste.

El equipo argentino pese a un parcial desfavorable desarrolló un juego más ordenado y con dominio territorial, sobresaliendo la capacidad de Agustín Creevy para recuperar pelotas y la velocidad de Matías Moroni.

En la segunda parte continuó el trámite parejo y Los Pumas perdieron una vez más por errores propios que por virtudes del rival. Con la lluvia como protagonista, Los Pumas no pudieron ser finos en los momentos que estuvieron en las 22 contrarias y desperdiciaron una chance tras otra. Las desatenciones y las imprecisiones fueron letales para la suerte del equipo argentino.

En líneas generales, Los Pumas mejoraron en algunos aspectos importantes, pero retrocedieron en otros y dejaron escapar una buena oportunidad de festejar contra Escocia, un rival al que no le ganan desde 2011. El próximo sábado jugarán con Barbarians en Twickenham y se pondrá fin a un año con altibajos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});