Ovación

Los Pumas quedaron a un paso de la hazaña ante Sudáfrica

El equipo argentino de rugby cayó por 33-31 en un partido por la segunda fecha del Rugby Championship. Faltando cuatro minutos estaban arriba en el marcador 

Sábado 23 de Agosto de 2014

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cayó hoy ajustadamente por 33-31 ante su par de Sudáfrica en el Estadio Padre Ernesto Martearena de Salta  en un encuentro que pareció tener a su merced, pero que cedió en el  cierre cuando sus jugadores sintieron el desgaste realizado  durante la primera hora del partido.
 
El representativo albiceleste estuvo más cerca que nunca, pero en la segunda mitad de la parte complementaria, cuando llevaba 12  puntos de ventaja, se apagó ante un adversario que realizó los  cambios en el momento justo y tuvo aire para dar vuelta una historia  que parecía complicada.
 
Con la victoria, los Springboks quedaron como únicos líderes del torneo, con 8 unidades, seguidos por Nueva Zelanda, con 7, en  tanto que Australia y Los Pumas, cierran con 2 puntos cada uno.
 
La próxima presentación del equipo albiceleste tendrá lugar en Napier, Nueva Zelanda, donde se medirá con los All Blacks, el  sábado 6 de septiembre.
 
En este nivel, es sabido que los errores se pagan caro y por eso, pese a hacer el desgaste y mantener la iniciativa durante los  40 minutos iniciales, Los Pumas se fueron al descanso perdiendo  por 16-13.
 
El equipo de Daniel Hourcade arrancó bien, con un scrum sólido, buen control de pelota y actitud para atacar. Por eso lograron  situarse en campo ajeno durante buena parte del segmento y  estuvieron en gran parte del mismo en ventaja.
 
Del otro lado, los Springboks utilizaban bien el pie y capitalizaban las faltas de disciplina del conjunto albiceleste. Por esa  efectividad, los africanos se mantuvieron en partido hasta que  sobre los 29 el elenco conducido por Daniel Hourcade generó lo mejor  de la etapa.
 
Los forwards avanzaron por el sector derecho, empujaron al pack rival dentro de sus 22 metros y la pelota salió con velocidad  hacia la otra punta donde Manuel Montero logró apoyar junto a la  bandera. La conversión de Nicolás Sánchez dejó el partido 13-6 y el  sueño de ganar por primera vez un partido en Rugby Championship se  agigantaba.
 
Argentina defendía bien y era incisivo y preciso al atacar. Pero llegó el minuto 35 y esas luces se apagaron. De una pelota mal  entregada por Martín Landajo nació una contra letal sudafricana  que terminó con Bryan Habana en el ingoal. Y para colomo de males,  Landajo y Pablo Matera, quien corrió para evitar el try del wing  sudafricano, salieron lesionados.
 
El descanso le vino bien al equipo argentino que asimiló los golpes del final del primer tiempo y en pocos minutos revirtió la  historia con un magnífico try del ingresado Tomás Cubelli.
 
Y esta vez no hubo margen para la desconcentración o el error. Los Pumas siguieron atacando y de una jugada de primera fase  nacida en un scrum llegó el try de Joaquín Tuculet que se llevó  puestos a dos sudafricanos y llegó al ingoal al lado de la bandera  izquierda.
 
Otra notable acción de Tuculet derivó en un penal que Sánchez tradujo en tres puntos más. Promediaba la etapa final, pero el  aroma a victoria, a hazaña, comenzaba a sentirse más fuerte en el  estadio Padre Martearena. Pero de un grosero error defensivo en media  cancha nació el try de Cornal Hendricks que volvió a sembrar  dudas en el principal escenario salteño.
 
Levantaron Los Pumas forzando un penal cuando tenían un scrum en contra en zona de riesgo, pero el esfuerzo físico realizado se  empezó a hacer sentir ante unos “Boks” que se veían renovados por  los numerosos cambios implementados por Heyneke Meyer.
 
Y el desgaste terminó de hacer mella cuando tras una acción de line y maul, Marcell Coetzee apoyó en el ingoal albiceleste y la  conversión de Morne Steyn empezó de derrumbar el sueño.
 
Renació la esperanza unos minutos más tarde con un penal anotado desde media cancha por Marcelo Bosch (31-30), pero una  infracción capitalizada por Steyn a tres minutos del final, enmudeció a la buena cantidad de espectadores que se dieron cita en el  Martearena.
 
No hay caso, Los Pumas no pueden sacarse las ganas de sumar su primer triunfo en el Rugby Championship. Y partidos como los de  hoy, en los que se acaricia la victoria, duelen y mucho.
 
Pero habrá que seguir luchando. Evidentemente el camino es el indicado y el triunfo ansiado no demorará en llegar.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS