Ovación

Los Pumas prefieren ser cola de león

El seleccionado argentino de ruygby, Los Pumas, debutó con una derrota ante Sudáfrica en el torneo más competitivo del mundo. La imagen que dejó el equipo nacional fue positiva.  

Domingo 19 de Agosto de 2012

Argentina dio ayer un paso gigantesco en su historia al debutar ante Sudáfrica en el Rugby Championship, competencia anual de la que participan además, nada menos que Nueva Zelanda y Australia. Y como era de esperar, Los Pumas no pudieron ante el poderío de los Springboks que se impusieron por 27-6 (4-0) en la primera fecha del torneo. Más allá del resultado, la imagen que dejaron los argentinos fue positiva.

En un primer análisis no hay que perder de vista que el seleccionado argentino está compitiendo con los tres mejores equipos de rugby del mundo, con todo lo que ello implica. Y en su primera presentación Los Pumas sufrieron en carne propia la diferencia de jerarquía con los Springboks. Los sudafricanos no se salieron del libreto y aprovecharon cada oportunidad que tuvieron para alejarse en el tanteador y en los detalles hicieron la diferencia: el ejemplo más claro fue cuando tras un knoc on de González Amorosino a metros del ingoal, Kirchner marcó el primer try del partido.

Jugar frente a estos equipos no es fácil. Por algo dominan el mundo del rugby. Pero Argentina eligió ser por el momento cola de león y no seguir en la mediocridad de ser cabeza de ratón, ganando solamente Sudamericanos ante equipos de un nivel inferior. De haber jugado un torneo ante los seleccionados de Europa, Argentina al menos pelearía el título, pero ante los gigantes del Sur ganar es por ahora una quimera.

La derrota sirve y será un aprendizaje para Los Pumas. Quedan muchísimas cosas por corregir pero ayer los dirigidos por Phelan mostraron buenos pasajes con control de pelota, fases, avanzando en el maul y pegado a las formaciones.

En el debut, Los Pumas no dejaron de lado su garra, pero el corazón y el ímpetu son insuficientes para ganar en este contexto. Sudáfrica los exigió, tanto física como mentalmente, y los argentinos, en la medida de sus posibilidades, respondieron; aunque quedó en evidencia que aún les queda un camino muy largo por recorrer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario