Ovación

Los Pumas no pudieron con Inglaterra en Old Trafford y cayeron 37 a 15

En su primera presentación del año, los argentinos no le encontraron la vuelta al mejor juego inglés. En el primer tiempo el equipo anfitrión ya se imponía por 19 a  9.

Sábado 06 de Junio de 2009

Manchester-  En Old Trafford, el “teatro de los  sueños”, Los Pumas vivieron una verdadera pesadilla en su primera  presentación del año, en la que fueron claramente superados por  Inglaterra por 37-15.

Salvo en los minutos iniciales del encuentro, el conjunto  argentino no tuvo respuestas frente a un “Equipo de la Rosa”  conformado por muchos suplentes, que, sin hacer demasiado, lo dominó, sobre  todo en la segunda mitad. Y si no marcó una mayor diferencia, fue  por sus propias imperfecciones.

Los Pumas cometieron los mismos errores de la temporada  pasada: de manejo con la pelota en las manos, fueron muy lentos para  limpiar la pelota en los rucks y cometieron muchas infracciones ante  un equipo que utilizó bien el pie, tanto para buscar los postes  como para situar el juego en terreno ajeno a través de penales.

Juan Martín Hernández, autor de los 15 puntos del equipo que  conduce Santiago Phelan, fue lo más rescatable de una escuadra que,  salvo en el inicio del partido, nunca encontró el rumbo.  

Dentro de un desarrollo muy desordenado, Inglaterra sacó  ventajas a partir de su mayor prolijidad en la primera parte. Por  momentos tuvo buen control de pelota jugando corto con los forwards,  Andy Goode y Danny Care fueron profundos con sus patadas tácticas, y  en general cometió pocas infracciones.

Los Pumas no dispusieron de menos pelotas que su rival en esa  etapa, pero las mismas fueron de menor calidad, porque los pocos  lines que tuvieron no fueron plataforma de lanzamiento de ataques;  se falló en los rucks, desde donde la ovalada emergió muy lenta; y  Nicolás Vergallo no fue punzante, aunque en su descargo hay que  decir que no tuvo pelotas muy claras para intentar lanzar a sus  compañeros.

Lo mejor de Los Pumas en esa etapa pasó por los kicks tácticos  de Hernández y por la presión ejercida tras cada salida ejecutada  desde media cancha.

A partir de pelotas recuperadas se generaron las mejores  acciones y de ellas surgieron la posibilidad de que Hernández marcara  un drop al minuto (tras una pelota robada en el line) y de que el  mismo apertura concretara dos de los tres penales que ejecutó.

Inglaterra, más sólido en sus movimientos ofensivos, se vio  favorecido por la cantidad de penales generados por los  albicelestes, que o bien le permitieron sumar a través del pie de Goode o bien  ganar una buena posición para atacar desde terreno rival.

Y además, en la mejor jugada de ese segmento, anotó un try a  través del debutante Matt Banahan, quien culminó una buena maniobra  iniciada por los forwards y continuada por los backs, que le  permitió a los ingleses sacar una buena diferencia que luego, al cabo  de los 40 minutos iniciales, fue de 10 puntos (19-9).

En el segundo tiempo Inglaterra fue más sólido. Cometió  algunos errores en el inicio que le permitieron a Los Pumas quedar a  tiro de try convertido sobre los 11 minutos, pero después controlaron  el juego durante casi media hora y capitalizaron el desconcierto  de los jugadores argentinos.

Los Pumas recién tuvieron pelotas para atacar en los cinco  minutos finales, cuando los ingleses ya se imponían 32-15, y no sólo  desperdiciaron las pocas chances que tuvieron, sino que  permitieron que Delon Armitage, figura junto a Banahan y Goode, rematara el  partido en un contragolpe digno del escenario del juego (la cancha  del Manchester United), ya que nació de previas patadas de Goode  y Mark Cueto.

Para Los Pumas fue un mal inicio de año, que podrán recompener  en una semana cuando ambos equipos se vuelvan a enfrentar en  Salta. Pero para que ello suceda tendrán que afinar muchos detalles. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario