Ovación

Los jugadores ya se sienten campeones

Mesurados por fuera, exacerbados por dentro, los jugadores ya dejaron entrever que ellos se sienten campeones. Así lo demostraron en el vestuario una vez que la tarea ya estaba consumada.

Domingo 16 de Junio de 2013

Mesurados por fuera, exacerbados por dentro, los jugadores ya se sienten campeones. Así lo manifestaron dentro del vestuario durante más de una hora una vez finalizado el partido. Por ahora, el único que rompió el molde fue el Gringo Heinze: "Ya me siento campeón". Martino, en tanto, apeló a la mesura, y dijo: "Dimos un paso muy grande".

La Fiera Rodríguez, por su parte, dijo algo desde el corazón rojinegro que lo define de pies a cabeza, pero desde la razón: "El equipo está dando la talla hasta el último minuto".

El equipo transita sus horas más gloriosas en esta rica historia de Newell's. Los jugadores repasaron todo el cancionero que cada partido la hinchada despliega desde las tribunas en medio de sonrisas, abrazos interminables entre compañeros jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y allegados. La recta final del torneo se acerca y el equipo está cerca del objetivo.

El ir y venir del Tata de una punta a la otra del vestuario no hace más que recordar a Marcelo Bielsa en cancha de Ferro, justamente el día que quedó inmortalizado el "¡Newell's, carajo!". En tanto, los dirigentes se abrazaban mientras Jorge Pautasso aprovechó para saludar a sus padres (él es oriundo de Rafaela).

El micro rojinegro retrasó su regreso justamente expectante a lo que suceda entre River y Lanús. Un empate entre estos dos decretarán automáticamente el título de Newell's a una fecha del final del torneo. Ya será imposible que todo el pueblo leproso, incluso a los jugadores, puedan ocultar la algegría después de tanto trajinar y luchar sin renunciar a una idea.

Para ese entonces, ya serán las 23.30. Y si todo se da como los leprosos desean. En el micro irán escuchando el partido entre River y Lanús, y en caso de un empate, desembarcará en el Marcelo Bielsa y el Coloso será otra vez una fiesta.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario