Central

Los jugadores de Central ya están en Córdoba, llenos de buena energía

El plantel canalla arribó anoche a la ciudad mediterránea con buen semblante para el choque decisivo de mañana ante Godoy Cruz en Instituto

Domingo 22 de Octubre de 2017

Fueron bajando del micro ordenatidos como hormigas. Desandaron los metros del estacionamiento hacia el ingreso del hotel en cámara lenta y mirando al frente como con optimismo. La delegación de Central pisó suelo cordobés poco antes de las 21 en medio de una fresca brisa y noche estrellada. En tanto, hoy realizará el último repaso de cara al encuentro decisivo que jugará mañana a la tarde en cancha de Instituto contra Godoy Cruz, partido en el que Central no sólo buscará inscribir su nombre en la lista de los semifinalistas de la Copa Argentina sino además darle un espaldarazo a este proyecto que comanda Paolo Montero.

"Estamos esperando al equipo. Somos bien canallas, pese que somos de acá", fue la carta de presentación que mostró a media tarde Franco Britos, quien se plantó junto a su hermano Roberto y Kimberley, enfundados de auriazul y un cartel en el que bancaron al Ruso Rodríguez, hoy uno de los jugadores más cuestionados.

Los tres miraban hacia los alrededores como deseando que llegaran cuanto antes los jugadores. "Ahí vienen, vamos a aprovechar para sacarnos fotos y llevarnos unos autógrafos", dijo Roberto con acento cordobés. "Vivimos en Santa María Punilla y mi abuelo José Rosso nos inculcó en su momento este amor por Central", acotó con emoción mientras sonreía al ver que el micro ingresaba al predio.

Uno de los primeros en bajar fue Camacho junto a su inseparable equipo de mate, como bien uruguayo que es. Incluso se pudo a ver a varios charlando distendido y sonriendo. Quizá como una señal de lo que vendrá: "Somos un grupo que sabe que debe mejorar. Por eso sabemos y tenemos muy en claro

que estamos haciendo todo como para revertir cuanto antes este presente. A ninguno nos gusta vernos donde estamos", tiró un jugador de marcada experiencia en el breve contacto informal que tuvo con este medio, que fue el único que estuvo en el momento del arribo de la comitiva.

Entre los protagonistas, Paolo Montero encabezó la fila india junto a su valija importada y portando una percha en su mano derecha. Luego pisó el hall del hotel el director deportivo, Mauro Cetto, quien fue el único del club que acompañó a la delegación, ya que el resto lo hará entre hoy y mañana.

"Estoy bien. Vamos a ver qué pasa", afirmó un seguro Herrera, quien será titular ante el Tomba pese a que el entrenador lo confirmará tras la práctica vespertina de hoy. "Me siento bien. Estoy bien", confesó al pasar Joaquín Pereyra, quien se transformó a último momento en el enganche elegido por el DT para este especial encuentro copero, pese a sus juveniles 18 años.

Otro que se mostró estar muy bien fue Marco Ruben. El capitán esbozó una cómplice sonrisa en todo momento y saludó a los empleados del hotel con mucho respeto cuando le entregaron la llave de su habitación.

Una vez que la delegación compuesta de 20 jugadores dejó las pertenencias en sus habitaciones, donde muchos futbolistas optaron por dirigirse por las escaleras porque el búnker se armó en el primer piso, bajaron para cenar un menú especialmente preparado y recomendado por nutricionistas.

Central ya está en Córdoba. Hoy afrontará el último repaso táctico de cara al trascendental partido de mañana a la tarde contra Godoy Cruz, instancia en la que intentará abrochar el pasaje a la semifinal de la Copa Argentina y respaldar con una buena actuación el proyecto que tiene a Paolo Montero como máximo referente.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario