Ovación

Los hinchas de Newell's adelantaron los festejos en la avenida Pellegrini

Mucho antes de que se juegue el partido entre River y Lanús y de que llegue el plantel rojinegro desde Rafaela, los hinchas no aguantaron la ansiedad y se volcaron a celebrar a las calles céntricas. 

Domingo 16 de Junio de 2013

Los hinchas de Newell's adelantaron el festejo en las calles de Rosario. Mucho antes de que comience a jugarse el partido entre River y Lanús y de que el plantel rojinegro retorne desde Rafaela, los simpatizantes leprosos no aguantaron la ansiedad y se volcaron a festejar a las calles de Rosario y al Coloso Marcelo Belsa.

El tránsito fue cortado en avenida Pellegrini y Corrientes, en ambas manos, donde personal de la policía motorizada desvía a los vehículos, hacia el sector opuesto al Parque de la Independencia.

El corte comenzó poco antes de las 19, mientras que una multitud festejaba enfervorizada en la intersección de Pellegrini y Paraguay, con banderas y camisetas, donde seguramente mirarán el partido ntre River y Lanús en uno de los tradicionales bares que hay en esa zona.

"Y dale, dale, dale Newell's...", "dale, dale, dale Newell's, aliento sí, parlante no...", fueron algunos de los cánticos que ensayaron los hinchas que se fueron sumando con el correr de los minutos.

Cuando todavía no se sabía el resultado del partido entre Lanús y River, en las cercanías del Coloso se reunieron varios grupos de hinchas que esperaban que el plantel rojinegro llegara al estadio y que abrieran las puertas para dar rienda suelta a los festejos.

Al cabo del primer tiempo en la cancha de Lanús, los simpatizantes rojinegros intensificaron sus festejos. El triunfo parcial del granate ante los millonarios por 4-1 encendió las esperanzas de los hinchas que confían lograr el título el próximo miércoles, cuando el equipo que dirigen los mellizos Barros Schelotto juegue el tiempo que le resta ante Estudiantes y que va perdiendo 2-0.

Bombas de estruendo, cánticos y banderas deplegadas al viento le pusieron color a la noche en la avenida Pellegrini. Pese al frío, que con el correr de los minutos iba en aumento, la gente siguió firme en la calle, mientras seguía las alternativas del partido entre Lanús y River a través de las pantallas del bar El Paso, ubicado en la esquina de Pellegrini y Entre Ríos. 

Con el pitazo final en la cancha del granate, comenzó la desconcentración en Pellegrini. Se hizo en medio de un fuerte operativo policial organizado para garantizar la seguridad en la zona. 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario