Clásico rosarino

Los hinchas canallas armaron un carnaval en la salida del plantel de Central

A las 17 apareció el micro que traslada el plantel hacia Capital Federal y se desató la fiesta en la previa del choque de mañana ante Newell's por la Copa Argentina.

Miércoles 31 de Octubre de 2018

Ni bien el micro asomó la silueta por el predio de Arroyo Seco, puntualmente a las 17 como estaba previsto, los hinchas que estaban esperando la salida del plantel de Central explotaron en gritos y cánticos y le pusieron color a la tarde gris. Los jugadores se contagiaron y empezaron a saltar y golpear el ómnibus, que iba a paso de hombre en medio de la cantidad de gente.
Las familias e hinchas de todas las edades que se habían llegado al predio armaron un carnaval canalla en la salida del plantel desde Arroyo Seco rumbo a Buenos Aires, donde el equipo auriazul quedará concentrado esta noche a la espera del choque de mañana ante Newell's, por los cuartos de final de la Copa Argentina.
Embed

Marco Ruben, quien se pierde el clásico por lesión e iba en la primera fila, se sumó a la fiesta y no pudo disimular su costado de hincha: se copó con la gente y no paraba de golpear y cantar con una sonrisa más que elocuente.
Al lado iba Pachi Carrizo y sobre un costado estaba José Luis Fernández. Ambos, prácticamente, se transformaron en hinchas comunes y se sumaron a los festejos.
Mientras tanto, un grupo de hinchas se subió a la caja de la camioneta de la policía que iba escoltando el micro y comenzó a intercambiar gestos de alientos con los jugadores que iban en las primeras filas del micro.

Embed

Banderas, camisetas, humo de color azul y amarillo y bombas de estruendo le cambiaron la fisonomía de Arroyo Seco y le hicieron vivir una tarde diferente a los habitantes de la zona.
"Cueste lo que cueste, el jueves tenemos que ganar...", repetían una y otra vez los hinchas, que de vez en cuando lo intercalaban con "el que no salta, abandonó..."
Embed

Tras semejante muestra de afecto y apoyo, los jugadores se fueron entusiasmados y con un envión anímico importante, que mañana tratarán de exhibir en la cancha cuando llegue la hora de la verdad ante Newell's, el clásico rival de toda la vida.
Mientras el plantel emprendió viaje hacia Capital Federal, los hinchas hicieron lo propio hacia Rosario a puro bocinazo y haciendo flamear las banderas auriazules a lo largo de la autopista.
Embed


Embed

Embed
Embed

Embed


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});