Ovación

Los estudios confirmaron que Rivarola tiene una ruptura fibrilar en el isquiotibial

El buen semblante con el que entrenó ayer el plantel de Rosario Central se vio empañado por la mala noticia que recibió el cuerpo técnico sobre la lesión de Germán Rivarola. Es que el lateral-volante tiene una pequeña ruptura fibrilar en el isquiotibial derecho.

Miércoles 07 de Septiembre de 2011

El buen semblante con el que entrenó ayer el plantel de Rosario Central se vio empañado por la mala noticia que recibió el cuerpo técnico sobre la lesión de Germán Rivarola. Es que el lateral-volante tiene una pequeña ruptura fibrilar en el isquiotibial derecho, por lo que se perderá el partido del sábado ante Gimnasia de Jujuy y posiblemente algunos otros más.

Pirulo fue sometido el lunes a unos estudios por imágenes que terminaron arrojando lo que no muchos esperaban. El médico Hernán Giuria confirmó ayer la magnitud de la lesión. Si bien no precisó cuándo podrá ser su vuelta, dejó entrever que el parate será por un par de semanas. Se sabe que este tipo de lesiones suele marginar a un futbolista alrededor de 20 días. De ser así, Rivarola se perderá el choque del sábado y, al menos, los próximos dos (Brown de Puerto Madryn y Boca Unidos de Corrientes).

Ayer Pirulo cumplió con algunos ejercicios en el gimnasio, pero cuando el grueso del grupo se dirigió hacia otro sector del predio para correr el jugador se quedó en el vestuario y realizó trabajos de rehabilitación. Antes de retirarse del predio evidenció la "bronca" que sentía por la lesión.

Una de las mayores preocupaciones del cuerpo médico tiene que ver con que esta lesión es similar y prácticamente en el mismo lugar donde sufrió la última distensión. Fue en marzo pasado, después del partido contra Patronato (en el Gigante de Arroyito). Allí Pirulo había llegado al límite por una contractura en el aductor izquierdo y eso sobrecargó mucho la otra pierna. Además, es la misma zona en la que había padecido una lesión similar pero jugando para Colón. Esto es lo que podría hacer que la recuperación le demande un tiempo más prolongado de lo habitual.

Cuando debió ser sustituido en el entretiempo del partido contra Instituto por una molestia que había sentido en el inicio del encuentro y que le imposibilitó seguir en el campo de juego, muy pocos imaginaban este desenlace. Es que el propio jugador, mientras se retiraba del Gigante, confió que ya no sentía tanto dolor. Lo concreto es que el lunes llegaron los estudios y la confirmación de la ruptura fibrilar.

El caso de Rivarola se suma al de Leonardo Talamonti, quien todavía está en proceso de rehabilitación después del desgarro que sufrió en la práctica de fútbol previo al partido frente a Atlanta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario