Ovación

Los dirigentes de Newell's respaldaron al técnico Torrente

El presidente Guillermo Lorente, acompañado por varios directivos, fueron a Bella Vista para apoyar al DT y al plantel y les pidieron que se enfoquen sólo en el partido del lunes ante Godoy Cruz, donde en caso de que el equipo no consiga un triunfo la suerte del DT podría ser cosa juzgada. La dirigencia también desmintió los rumores sobre los posibles reemplazantes que circularon hoy.

Jueves 22 de Septiembre de 2011

Tras el sacudón que significó la derrota de anoche de Newell's en Avellaneda ante Racing y los numerosos rumores que circularon en el día de hoy, la dirigencia de Newell's, con el presidente Guillermo Lorente a la cabeza, se llegaron hasta Bella Vista para respaldar el trabajo del por ahora entrenador Javier Torrente, quien no obstante tiene el futuro más que condicionado, puesto que en caso de no ganar el próximo lunes, a las 21.15, ante Godoy Cruz en el Coloso sería cosa juzgada. 

Lorente, acompañado por el vicepresidente Claudio Martínez, el tesorero Jorge Ricobelli, el secretario Claudio Morosano y el manager Gustavo Dezotti, se llegó hasta Bella Vista, donde el plantel volvía esta tarde a los entrenamientos, para hablar con el plantel y el entrenador, Javier Torrente, y ofrecerle el respaldo y darles tranquilidad de cara a un partido que más que nunca será trascendente, ya no sólo para Newell's sino muy especialmente para su entrenador, puesto que en caso de no obtener una victoria significaría el último partido del entrenador al frente de este plantel.

Si bien el encuentro fue en los vestuarios y Lorente, Ricobelli y Morosano no quisieron hacer declaraciones cuando se retiraron del predio de Bella Vista, trascendió que los directivos le pidieron al grupo que sólo se centren en el partido del lunes ante los mendocinos, y al paso quisieron desmentir los rumores que hubo acerca de los nombres que trascendieron en el día de hoy sobre los posibles reemplazantes para el DT, en caso de que Torrente no siga a partir del lunes.

Luego del diálogo que se produjo con los directivos en el vestuario, Torrente mantuvo una breve charla de cinco minutos con el plantel en el medio de la cancha en donde les habría dicho, según algunos allegados, que "yo estoy a muerte con ustedes y sé que ustedes están a muerte conmigo".

Más tarde los jugadores empezaron a realizar un trabajo regenerativo, bajo la atenta mirada del entrenador, quien estaba a un costado de la cancha, mientras que el manager Dezotti y el vice Martínez estaban dando vueltas por Bella Vista.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario