Clásico rosarino

"Los clásicos se ganan", aseguró Pablo Alvarez

El ex defensor canalla dijo: "Disfruté ante Newell's cada vez que me tocó jugar". Y remarcó en la charla con este medio que "es una pena que sea a puertas cerradas"

Domingo 28 de Octubre de 2018

El presente de Pablo Alvarez es Huracán. Pero el pasado reciente hizo que aprendiera a amar los colores de la bandera que flamea con fuerza en Arroyito. "Me enamoré de Central", sostuvo el defensor con voz pausada en el crepúsculo de la charla con Ovación. "Los clásicos se ganan", graficó sin dudar ante la consulta del partido que se vivirá el jueves en Arsenal, por cuartos de final de la Copa Argentina. El experimentado futbolista tiene un rico palmarés en torno al derby rosarino. Festejó todos los que disputó. Sea en el Gigante como en el Coloso. "Gané y disfruté los que jugué a todos por igual", resumió con enorme satisfacción para luego recorrer diversos temas.

¿Cómo te tiene el tema del clásico?

Lo estoy viviendo como un hincha más, es así. Tengo mis cosas acá en Buenos Aires pero siempre estoy pendiente del club que me dio tanto y que tan agradecido estoy.

Siempre remarcás que aprendiste a querer a Central.

Es que es así. Cada vez que me preguntan digo lo que pienso en cuanto a este tema. Y así seguirá haciendo por siempre. No me canso de repetir y decirlo. Me enamoré de Central. Soy un enamorado de esa gran institución.

¿Hablaste con algunos de tu ex compañeros teniendo en cuenta que se viene el clásico?

No, últimamente no lo hice. La verdad es que al estar fuera de la ciudad, sumado a los compromisos profesionales de cada uno de nosotros y que además todos tenemos vida fuera del fútbol, no pude hablar en los últimos tiempos. Aunque a nivel deportivo trato de estar informado porque sigo lo que pasa en el club. Por supuesto que cuando Central juega y puedo mirarlo en la televisión lo hago con gusto.

¿Cómo definirías el derby que se viene?

El clásico rosarino es extraordinario. De eso no tengo ninguna duda. Es bien diferente a cualquier otro. Sea por el folclore, por lo que genera dentro y fuera de la cancha. Y sea antes, durante y después del partido en sí. En Rosario se respira un fútbol diferente. Realmente no se puede explicar. Sobre todo porque los sentimientos, muchas veces, no se pueden expresar con palabras.

¿Cómo te cayó el hecho de que Copa Argentina decidió que el partido sea en Buenos Aires y a puertas cerradas?

No me cayó bien. Es una pena porque la gente necesita de este partido además de que lo disfruta. Pero vivimos en un fútbol muy extraño y tenemos que estar aggiornándonos a esto por más que no nos gusten ciertas cosas.

¿Se te cruzó por la cabeza que sería lindo jugarlo?

Por supuesto. Este partido es hermoso para jugarlo. Qué jugador se negaría, ninguno. Creo que incluso hay muchos que pedirían poder disfrutar y vivir lo que se siente en esta clase de partidos.

¿Coincidís con Ortigoza, quien dijo que jugar a puertas cerradas será como disputar un amistoso pero con ropa formal?

Claro. No será lo mismo. Eso está claro además. No tengo dudas de que desde ese punto de vista va a aparecer un entrenamiento. Porque el clásico se vive también en las tribunas.

¿Te apena que se haya determinado eso?

Es que realmente es una pena que se juegue sin gente.

¿Se valora más con el paso del tiempo haber jugado los clásicos que jugaste?

Tuve la bendición de ganar los tres que jugué. Todos con el Chacho (Coudet) con DT. Fueron grandes momentos vividos, sea en el Gigante o en cancha de ellos. Sobre todo por lo que representa el clásico rosarino en sí. Y mirá que jugué derbys en varios lugares, hasta del mundo incluso. Y aseguro que no hay nada como este. Es una cosa aparte. Diferente a todo en todo sentido. Por eso es que es tan atractivo además.

¿Que sea por Copa Argentina es diferente?

No, nada que ver. Es un clásico y punto. Y los clásicos se ganan sea Copa Argentina como en este caso, o un partido por el torneo local, un amistoso, un entrenamiento o así sea la final de la Libertadores. Se tiene que ganar.

¿De los clásicos que ganaste pudiste disfrutar alguno en especial?

Disfruté todos por iguales. Todos tuvieron el mismo sabor. Porque lo que se vive en esos partidos, es algo único a nivel sentimientos y sensaciones.

También te tocó festejar con todo la gente de Newell's en el Coloso.

Sí, pude hacerlo aquella tarde de julio de 2015.

¿Fue extraño celebrar con todo el marco en contra?

Fue raro más que nada porque sólo se escuchaban nuestros gritos, no por otra cosa.

¿Te consultaron tus compañeros de Huracán sobre este partido con toda la polémica que se vivió en torno a cómo, cuándo y dónde se iba a jugar?

Casi todos me preguntaban porque venían que se hablaba mucho sobre este tema. Cada vez que me consultan algo por Central se me cae la baba.

¿No te dijeron que en Rosario están todos medios enfermos?

Totalmente. Siempre me dicen que están todos locos allá (por Rosario). Pero a todos les digo lo mismo, que te terminás enamorando de toda la locura que genera Central.

¿Sabés que sos uno de los pocos jugadores que logró meterse en la piel del hincha viniendo de afuera?

Por supuesto, eso lo tengo bien claro.

¿Considerás que puede influir en algo el hecho de que los dos equipos no llegarán bien desde lo futbolístico?

Para nada. Es un clásico y acá no importa cómo llega cada uno. Este partido es especial de verdad. Además, todos sabemos que el clásico se gana, no se juega.

¿Ayuda en algo que los dos equipos tienen muchos jugadores experimentados?

A la hora de jugar puede pasar cualquier cosa. El clásico rosarino es especial de verdad. Rompe moldes y no corren como llegan cada uno.

¿La baja de Ruben es clave?

Leí que Marco está lesionado y es una lástima que pueda estar por todo lo que representa para el grupo y Central. Además sé la importancia que tiene este partido para él. Seguramente Herrera o quien juegue lo suplirá de la mejor manera, de eso no tengo dudas.

¿Estás confiado para el jueves?

Estoy muy convencido de que Central hará un gran partido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});