Ovación

Los cinco momentos destacados que dejó el fútbol del fin de semana

El escándalo en el vestuario de Racing, el agónico tanto de Encina para que Instituto siga en la punta, el gol en contra de Schiavi, las piñas de los jugadores de Boca con los hinchas de Tigre y el esperado gol de Aquino en Newell's, que además fue expulsado. Mirá los videos

Lunes 16 de Abril de 2012

Pasó la décima fecha en el torneo Clausura y dejó más episodios violentos que goles de los que se habló todo el fin de semana, a continuación los destacados que eligió LaCapital.com.ar

La pistola y las pelotas

Racing perdió por goleada el clásico ante Independiente y la derrota dejó heridas con ribetes insólitos para la Academia. Inmediatamente después del 4 a 1 el arquero Saja se fue a las manos con Teo Gutiérrez en el vestuario, Giovanni Moreno terminó lastimado mientras que el colombiano amenazó a sus compañeros con un arma, algunos afirmaron que era de juguete y otros de aire comprimido. Después de esto Teo se fue sólo en taxi, el plantel en colectivo y Coco Basile se despidió con su particular estilo: “Las pelotas sigo”. Un papelón. Hoy ya se presenta Luis Zubeldía al frente del plantel y el futuro de Teo es una incógnita.

Codazo, gol de Encina y punta para Instituto

 El volante ofensivo de Instituto Hernán Encina, oriundo de barrio Las Flores de Rosario y canalla, fue la figura del partido que la Gloria le ganó 1 a 0 a Atlanta. El jugador fue primero protagonista de una acción peligrosa que el árbitro Rapallini no vio cuando le aplicó un codazo en la cara a un marcador de Atlanta. Pero luego se transformó en el héroe de la tarde ya que a los 87' llegó el grito del Sapito para el alivio de los hinchas cordobeses y de su técnico Darío Franco que sufre sobremanera en el banco de suplentes. Paulo Dybala recibió y bajó un disparo frontal desde el campo propio, tocó para Diego Lagos, cuyo pase habilitó al ex volante de Central para que definiera cruzado y así sellar el resultado. La semana que viene el gran choque será ante River en el Monumental.

Flaco favor de Schiavi

Tigre se plantó ante Boca, lo primereó en el marcador y después bancó el empate aunque a dos minutos del final la definición llegó de la forma más impensada. El veterano defensor forcejeó con Echeverría en el área a la espera de un tiro libre de Gastón Díaz, el Flaco ganó (haciendo penal) pero tuvo la mala fortuna de meterla al lado del palo izquierdo de Orión y decretar la derrota para su equipo. "Una lástima la derrota , nos quedo un sabor amargo pero hay revancha , muchas gracias por el apoyo como siempre, estoy re caliente, abrazo", escribió el defensor en su cuenta de Twitter cerca de la una de la mañana. Aunque saben que fue involuntario, los hinchas de Newell's, agradecidos.

Un puntero a las piñas

Boca es uno de los líderes del torneo Clausura a nueve fechas del final, sin embargo la derrota agónica que ayer coeschó en Victoria dejó el ambiente caliente. En una desordenada salida del plantel del estadio, con poca seguridad y muy cerca de los hinchas, los jugadores xeneizes recibieron cargadas de simpatizantes locales y se desató la batahola. Agustín Orion, Franco Sosa, Silva y Rolando Schiavi bajaron del ómnibus para enfrentarlos, hubo forcejeos, empujones hasta que llegó un disparo de balas de goma de la policía bonaerense que impactó en un encargado de prensa de Tigre.

Gol de Aquino y expulsión

Newell's ganó, goleó a Banfield y es puntero junto con Boca. Tuvo paciencia para conseguir el resultado y el segundo gol que marcó Fabián Muñoz podría ubicarse entre los mejores del torneo, sin embargo la nota la dio el paraguayo Víctor Aquino quien ha sido uno de los más resistidos por la gente. El delantero ingresó a cuatro minutos de que finalice el partido, a los pocos instantes de estar en la cancha aguantó la pelota, dio el pase que inició la carrera de Tonso para el gol de Muñoz. A los 45 tuvo su desquite cuando de cabeza se sacudió la mufa y marcó el tercero. En el festejo se sacó la camiseta y recibió una amarilla y una vez que el partido terminó recibió otra que implicó la consecuente expulsión. Es que frente a las narices del árbitro Vigliano cambió casaca con Achucarro que contento se fue al vestuario vestido de rojo y negro. Para Aquino sabor amargo ya que una vez que la emboca, lo echan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS