Ovación

Los Bielsa, un equipo fraternal

Marcelo Bielsa decidió "devolverle" un gol al club rival. El gesto sumó críticas y avales, entre ellos el de su hermano mayor, Rafael.

Martes 30 de Abril de 2019

Los Bielsa siguen hablando entre sí, se pelean y defienden como un equipo aunque estén lejos uno del otro. Como muchos hermanos. Como cuando eran chicos y los dos varones le decían "salí mocosa" a María Eugenia, para jugar tranquilos a la pelota. Aunque después le dieran monedas a la menor de los tres para que toque el piano y la madre creyera que eran ellos los que ejecutaban la música cuando en realidad se iban a patear al patio. Por estos días fue como entonces: ellos hablan entre sí, uno del otro y hasta se cruzan. Pero cuando miles, que no son de la familia, suman adhesiones y críticas sobre los Bielsa, ellos se protegen.

   El primero que "pateó" la pelota esta vez fue el ex canciller del kirchnerismo Rafael. Hace apenas 16 días le había explicado a Ovación por qué Marcelo no podía regresar, por ahora, como técnico a Newell's y criticó duramente a la dirigencia rojinegra. Hasta se metió con uno de sus ídolos: "Debe jugar más y hablar menos", dijo de Maxi Rodríguez. No a todos los hinchas les cayó bien, entre ellos a quien hasta el domingo pasado fue precandidata a gobernadora, María Eugenia, quien frunció el ceño y dijo: "No me parecieron felices las declaraciones de Rafa a pesar de que es mi hermano y nos queremos".

   Ahora el mundo del fútbol habla de Marcelo una vez más. El Loco les ordenó a sus jugadores del Leeds que se dejaran hacer el gol que fijó el 1-1 final, tras considerar que el tanto que su equipo le había convertido al Aston Villa no había sido hecho en buena ley.

"No le regalamos un gol, se lo devolvimos", dijo Bielsa. El gesto recorrió el mundo y generó todo tipo de opiniones y el Leeds dejó escapar su última chance de ascender directamente a la Premier League. Cosa de locos.

   El técnico rival, Dean Smith, resaltó la "deportividad" de su colega y comentó que él se lo propuso: "Le sugerí a Bielsa que nos dejen hacer el gol del empate y él estuvo de acuerdo. Le tengo mucho respeto". Más cerca, el ex goleador del seleccionado argentino Gabriel Batistuta y el ex basquetbolista Emanuel Ginóbili lo apoyaron: "No fue una decisión histórica de Marcelo Bielsa, simplemente hizo lo que éticamente corresponde", escribió Batistuta en su Twitter.

   En tanto Ginóbili formuló una pregunta: "Tengo algunas menciones que critican lo hecho por Bielsa. ¿Me explican por qué?", consultó irónico. Coincidieron con ellos los entrenadores de River y Boca, Marcelo Gallardo y Gustavo Alfaro, luego del debut de ambos en la Copa Superliga frente a Aldosivi y Godoy Cruz.

   "Yo hubiese hecho lo mismo que Bielsa. Me parece que hizo lo lógico y correcto", aseguró Gallardo. En tanto Alfaro remarcó que Bielsa "siempre ha dignificado la profesión" y anticipó: "Lo felicito y si me pasara a mí haría lo mismo", apuntó el entrenador xeneize.

   Pero no todo fue un lecho de rosas. "Si llego a hacer yo lo de Bielsa, ¿sabés lo que me tengo que aguantar?", dijo el ex técnico de Newell's Ricardo Caruso Lombardi. El emblema de la selección que dirigió Bielsa, Juan Sebastián Verón, cuestionó también la decisión: "Hay un árbitro en el medio que es el que dispone del juego. Si nosotros sobrepasamos sobre la figura del árbitro, creo que nos estamos poniendo en un lugar que no nos corresponde",

Otro que se paró en la vereda de enfrente del Loco fue Oscar Ruggeri. "En la vida soy honesto como me enseñó mi mamá pero en el fútbol soy el peor hijo de puta que hay", se sinceró.

   Tampoco el ex arquero de Vélez José Luis Chilavert apoyó el gesto de Bielsa y recordó cuando Argentina empató con Paraguay por 2 a 2 con un gol de Mauricio Pochettino. "El Loco Bielsa da clase de fair play en Inglaterra, ¿y por qué permitió el gol de Pochettino con la mano contra Paraguay en Asunción con la selección argentina? La canción de Mercedes Sosa le cae bien; todo cambia para figurar en el ambiente tan contaminado. Basta de mentiras en el fútbol".

El hermano mayor

Ante tanta opinión ajena, Rafael Bielsa decidió también dar su parecer. "Si estamos de acuerdo en que el fútbol es una forma incidental del arte, dado que también tiene una finalidad estética (que celebramos los que lo amamos), entonces podremos decir que el espectáculo de lo bello es artístico. La belleza es la armonía que hace vibrar lo mejor de nosotros. Los artistas, y Marcelo lo es al modo de un entrenador de fútbol, siempre son esclavos de su estilo. Su estilo, su sello inconfundible, lo hizo tomar la decisión por la que el rival recibía la devolución de un gol que habían obtenido sus dirigidos y que a su juicio había sido desleal. En el arte siempre hay una apreciación de las formas universales, en forma visible y conmovedora. Que no sean frecuentes estas apreciaciones no significa que no sean universales y menos todavía que no sean arte. La estética también pone de manifiesto una ética. En lo personal, nunca vi en una cancha de fútbol lo que presencié ayer. Arte colectivo, con el pequeño desliz de Pontus Jansson. Pero, se sabe, en ocasiones una obra es todavía más perfecta por el equilibrio que le da la verosimilitud de la imperfección: el músculo no esculpido en la espalda del David de Miguel Angel, el reflejo fallido en la obra Un Bar en el Folies-Bergére de Edouard Manet. Me siento un privilegiado por haber estado allí mientras acontecía, orgulloso de la especie humana, agradecido por la vigencia y prevalencia de algunos valores considerados fuera de época. Shakespeare le hace decir a Enrique V, en la víspera de la batalla de Azincourt: «El que hoy derrame su sangre conmigo / Será mi hermano; por vil que sea, / Este día ennoblecerá su condición: / Y los gentiles hombres que están ahora en la cama en Inglaterra / Se considerarán malditos por no haber estado aquí». Al día siguiente, Enrique V aplastó a los franceses. Ojalá que en el reducido para el ascenso, a Marcelo la suerte lo salude como a un par. Se lo ganó", dijo el hermano mayor .


Un gol fantasma
"El fútbol inglés es reconocido en ese sentido, por lo cual no soy quien debe expresarse en un lugar donde esa forma de actuar es un valor". Dijo Bielsa tras la decisión de que su equipo le concediera el empate al Aston Villa. Pero la historia contradice la fama del "juego limpio inglés" ya que en 1966, los ingleses "le robaron" el Mundial a Alemania con un gol "fantasma" de Geoff Hurst.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});