Ovación

"Lo vivo con adrenalina, es un orgullo haber sido designado para este clásico"

El árbitro Patricio Loustau dijo que cuando se inscribió para ser réferi uno de sus sueños era dirigir un Newell's-Central. Su deseo es que sea un fiesta. 

Martes 01 de Abril de 2014

El árbitro Patricio Loustau manifestó su gran benéplacito por la designación para dirigir el domingo el clásico Newell's-Central, a la 15 en el Coloso, y dijo vivirlo "con mucha aderenalina" al tiempo que manifestó sentir "orgullo" haber sido designado para dirigir el partido.

Loustau se refirió a su historial dirigiendo partidos clásicos y recordó que, si bien está será su primera vez, ya estuvo como juez suplente en un clásico. "Dirigí algunos otros partidos como River-Boca, Independiente-Racing, Gimnasia-Estudiantes, Lanús Banfield y ahora este sueño de dirigir Newell's-Central", indicó este mediodía.

Preguntado sobre si era era más manejable el partido para un árbitro debido al hecho de que haya una sola hinchada respondió que "a esta altura no, por la situación que está viviendo el fútbol argentino,  tanto los futbolistas como nosotros nos hemos ido acostumbrando. Las reglas de juego se aplican en todos lados igual. El año pasado me tocó dirigir el Sudamericano Sub 20 en Mendoza y cuando jugaban equipos de otros países se jugaba prácticamente sin público. Siempre hay que estar concentrado en aplicar las reglas de juego cuando no hay público".

Loustau -en diálogo con el programa "Estadio Tres", dijo que la Fifa "no bajó ninguna indicación ni excesivo celo (sobre los jugadores que teatralizan una caída para intentar sacar ventaja). Lo que la FIfa no quiere es el engaño para las reglas de juego. Si hablamos de engaño es el bien visto, el que hace a este deporte tan hermoso, el de una finta, o el de un sombrero".

El árbitro radicado en Temperley y que fuera de su profesión se dedica a la publicidad contó que "tener la posibilidad de dirigir un partido de este tipo me produjo que me llegaran felicitaciones por la designación".

Consultado sobre cómo vivía la previa del clásico, el hijo del recordado árbitro Juan Carlos Loustau, destacó que "con una gran adrenalina positiva. Ayer estaba en Paraná para dirigir Patronato-Banfield y al mediodía me enteré de la designación y fue una felicidad enorme. A mis 19 años llené la planilla para hacer el curso de árbitro. Y uno de los sueños de entonces era dirigir este partido, naturalmente. Tengo la posibilidad de hacerlo, y va mi enorme compromiso y mi enorme deseo de que todo salga bien y que sea un lindo espectáculo, no sólo para los rosarinos, sino para todo el país".

Acerca de cuánto sentía que lo había ayudado y cuánto perjudicado ser el hijo de Juan Carlos Loustau señaló que "como todos, están quienes piensan de una manera y quienes piensan de otra. Me crié en el mundo del fúbtol y mi primer juguete fue una pelota. Yo era una esponja que exprimía todo lo del fútbol. Las comparaciones salen con mi padre, pero cada ser humano es único e irrepetible. En mi casa, mis padres me han dado valores que llevaré toda la vida. Pero me he ido desarrollando con mucho trabajo y forjando mi carrera pasito a pasito por eso me da tanto orgullo haber sido designado para este partido".

Sobre la designación de su colega Néstor Pitana al Mundial de Brasil dijo que "la palabra referente abarca mucho. Creo que el fútbol argentino ha tenido grandes referentes en el arbitraje, Angel Coerezza, Roberto Ithurralde, mi padre, Juan Bava, Carlos Espósito, Jorge Romero, Nai Foino y otros. Para llegar a eso el recorrido es largo, es amplio y lo que veo es que todos tenemos el deseo es que Néstor nos represente de excelente manera en el Mundial 2014 porque eso le va a servir al arbitraje argentino".
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario