Ovación

Lo que sufrió atrás

El conjunto de Llop cometió demasiados errores a la hora de defender y lo pagó caro

Lunes 05 de Febrero de 2018

Qué tardecita la de Bianchi. Justo él, quien debe ser el sostén de la defensa. Cómo la vieron pasar Sills y Rivero en el medio. Dónde está el San Román que se proyectaba después de mostrarse firme en la marca. Se notó que Evangelista recién llega. Todo pensado defensivamente. Claro, si Newell's se comió cuatro goles. Si también la pelota no sale bien jugada por los de más adelante vuelve enseguida al sector por el que los rivales se dan cuenta que está el rinde propio. Y en La Plata a Estudiantes le salió bien su planificación ofensiva (no la de atrás, por eso recibió dos goles).
   El primer responsable fue Bianchi, sin dudas. Salió siempre a destiempo, regaló dos pelotas que terminaron en goles, tal como pasó la fecha pasada ante Arsenal. Parecería como que fuera él quien tiene las de perder por la incorporación de Fontanini y no el pibe Varela. Al menos, con lo de ayer le abrió una puertita. Fue partícipe en tres de los goles recibidos. En el primero pierde al salir lejos y obliga a Varela a cerrar como pudo, evidentemente mal porque Loustau cobró penal. En el segundo no se impuso en el área, donde la bajó Desábato y la empalmó Otero. Y en el último no le dio destino a la pelota en un córner propio que le quedó en sus pies y de ahí salió el contraataque. Y falló más, antes del primero, previo al cierre de la etapa inicial y otra a los 5' del complemento.
   Y los hoy dueños del mediocampo, Sills y Rivero, también tuvieron un mal día. El DT los reemplazó, primero al capitán por Bernardello en el uno por uno, y después al pibe por Denis Rodríguez, con el que logró más profundidad, pero con el 1-3 puesto y el cuarto gol al caer.
   Ninguno pudo descifrar el buen juego de Lucas Rodríguez. Tampoco Evangelista y San Román pudieron con Otero cada vez que los enfrentó. Y Varela hizo lo que pudo (incluida la torpeza del penal), lo justo, mientras crece.
   Por esto Newell's padeció. Y lo golearon.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario