Rusia 2018

Lo que queda del Mundial parece una gran Eurocopa

Con las derrotas de Brasil y Uruguay se terminaron las ilusiones de que el título quede en manos de una selección sudamericana.

Sábado 07 de Julio de 2018

Ccomo en los últimos tres, otra vez el Mundial se convirtió en un karma para las selecciones sudamericanas. Parece un dato estadístico, pero va más allá. En Rusia , Uruguay, Brasil, Colombia y Argentina no pudieron hacer pie entre los cuatro primeros. En Alemania 2006 el Mundial terminó siendo exclusivamente europeo. Se lo encuentra a Brasil campeón en Corea-Japón y perdiendo la final del 98 a manos de los anfitriones franceses. Argentina cayó con los alemanes en Italia 90, penando con los penales. En dominios españoles allá por 1982 ningún sudamericano llegó entre los cuatro primeros, y eso que Argentina tenía a Maradona y Kempes.

   Por algo será y habrá que analizarlo. En Rusia, Uruguay llegó a cuartos bien pero con lo justo, con un pico máximo en el 2-1 a Portugal en octavos. Con una baja sensible como el delantero Cavani perdió potencial y el muy buen equipo francés le ganó sin mucho esfuerzo. Brasil arribó a la misma instancia con aires de grandeza y se topó con una selección de Bélgica que se muestra contundente desde que arrancó el torneo. Colombia se volvió en la instancia anterior sin brillar pero dando pelea. Y la Argentina no fue Argentina ni con Messi.

   La Copa del Mundo seguirá en una vitrina europea por cuarto mundial al hilo. Sin repetir, porque será para Francia o Bélgica (uno estará en la final), o para uno de los cuatro que hoy buscarán mantener el sueño de campeón: Rusia-Croacia y Suecia-Inglaterra.

El chico que creció

Ni los africanos entran a tallar en la pelea. Hace años se los viene esperando, en vano. Es más, en este Mundial se fueron rápido a casa en la fase de grupos. Japón fue el único chico que creció, que dio pelea, tanta que complicó a la ya revelación mundialista, Bélgica, que ganó los 5 partidos que jugó.

   La próxima cita será en Qatar 2022. No es Europa. Tampoco Sudamérica. Será cuestión de apuntarle mejor, sin temores y con expectativas. Para Argentina, que cumplirá 36 años sin ser campeón. Para Brasil, que ganó por última vez en Corea-Japón 2002 (20 años). Para que Uruguay pueda celebrar tras dar el batacazo en el Maracaná en el lejano 1950. Para Chile, que sólo subió al podio en su Mundial del 62. Para el resto de los seleccionados de este lado del océano, que nunca se mezclaron entre los cuatro primeros.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario