Rusia 2018

"Lo mejor que vi fue Brasil en 1970, el fútbol mismo"

Osvaldo Pepe es periodista deportivo en El Cronista, revista Goles y Goles Match, entre otros medios. Secretario de Redacción en Clarín. Escribió el libro "Yo, Gatti". Hincha de Atlanta. Vio 15 mundiales.

Viernes 29 de Junio de 2018

¿Cuál fue el primer Mundial que vio, qué recuerdos guarda?

El de 1962, en Chile, con partidos que llegaban por TV varios días después. Fue un gran impacto, porque del torneo anterior (Suecia, 1958) sólo conservaba recuerdos vagos de transmisiones radiales. Intuitivamente vislumbré que el Mundial era un torneo diferente a todos. Como si el chiquilín que fui (tenía 9 años en 1962) se hubiese anticipado al desarrollo de la megaindustria futbolera en que se transformarían los mundiales. Recuerdo la expectativa por ver a Pelé, de explosiva aparición en el Mundial anterior, con sólo 17 años, y el desencanto porque una lesión lo dejó afuera en el segundo partido, con Checoslovaquia (0-0). Se desgarró luego de reventar un pelotazo en el travesaño. Había hecho un gol, el segundo del 2-0 a México en el debut de Brasil. En ese torneo me impactaron muchísimo Garrincha y Didí, columnas de aquel insuperable equipo brasileño. También el olfato goleador de Vavá y de Amarildo, que reemplazó a Pelé y marcó goles decisivos. Y un gigante checo, Massopust, quien ya había estado en el equipo que nos humilló con un 6-1 en el Mundial de 1958. Mencionaría también mi curiosidad por ver a Yashin, el arquero de la Unión Soviética, vestido todo de negro. Por eso lo llamaban "La Araña Negra" y había visitado la Argentina un año antes. Un arquero atajador, de los voladores, algo así como un Pato Fillol en sus años de gloria.

Mencione cinco jugadores que destacaría de distintos campeonatos mundiales.

No necesariamente en orden de mérito, Pelé, Messi, Maradona, Cruyff, Beckenbauer.

¿Puede contar un recuerdo personal de algún Mundial?

Como hincha los jugué todos desde 1962. Ya periodista, la final de 1978 fue muy especial para mí. Para empezar, fue la única final que vi en una cancha. Y llegué atravesado por dolores personales intensísimos: la pérdida de un bebé que murió a los 22 días de nacer por una cuestión menor que hoy se hubiese solucionado con una sencilla operación intrauterina, y a eso se sumó otra tragedia familiar como fue la desaparición de dos cuñados. Uno logró salir de su cautiverio y del otro no supimos nunca más. La historia la conté en Clarín en una nota del 25 de junio de 2008, a treinta años del Mundial. A quien le interese se puede rastrear en Google, con el título "Sabía lo que pasaba". Esa tarde fui testigo de los silbidos, tímidos es cierto, que recibió el genocida Videla.

A excepción del gol de Maradona a los ingleses, ¿cuál elige como el mejor gol de un Mundial?

Elección arbitraria, inevitablemente. El del Cucho Cambiasso en el 6-0 de Argentina a Serbia y Montenegro, en el Mundial de 2006. La jugada incluyó 25 toques argentinos sin que ningún rival pudiera tocar la pelota. Ese día Messi hizo su primer gol en la Selecciónen un Mundial. Tenía 18 años, en nueve días más cumpiría los 19.

¿Cuál fue el mejor jugador que vio en un Mundial? Si va a mencionar a Maradona o Messi, elija otro.

Pelé en México 1970. Me suena injusto dejar afuera a Maradona 1986 y a Johan Cruyff y Franz Beckenbauer en Alemania 1974.

¿Cuál le parece la mejor final?

Dejo de lado este partido de alemanes y húngaros en 1954. Y prefiero elegir entre las finales que vi de punta a punta. Por la calidad del juego de un equipo inolvidable, Brasil 4 Italia 1, en México 1970. Por el impacto emocional, Argentina 3 Holanda 1 en 1978 en el Monumental.

¿Cuál es la mejor selección entre todas las que vio en un Mundial.

Sin la menor duda, Brasil 1970. El fútbol mismo.

¿Recuerda algún escándalo?

La llamada "batalla de Santiago" entre italianos y chilenos, en el Mundial de Chile 1962. Terminaron todos contra todos, a golpes de puño, patadas de karate, ataques por la espalda. Un bochorno.

¿Cuál fue la mayor sorpresa de un Mundial?

Camerún, en Italia 90. Por la maravillosa habilidad de algunos de sus jugadores, por la actuación colectiva del equipo y por la alegría del juego. En el debut venció 1-0 a la Argentina campeón del mundo en México 86 y llegó hasta cuartos, cuando a punto estuvo de dejar afuera a Inglaterra. Terminó perdiendo 3-2. Ganaba 2-1 a siete minutos del final. Lineker empató para los ingleses y él mismo selló el resultado con un gol de penal en el alargue.

¿Qué equipo le parece el favorito para ganar este Mundial?

Brasil.

Fuera de la agenda de los mundiales. ¿Cuál es su libro sobre fútbol preferido?

"El fútbol a sol y sombra", de Eduardo Galeano. Una joyita. Imperdible.

¿Qué partido le parece inolvidable y por qué?

Ví fragmentos en video. Alemania Occidental 3 Hungría 2, en 1954 en Berna, Suiza. Los húngaros tenían un equipo soñado, estrellas mundiales de entonces: Puskas, Kocsis (goleador del torneo, con 11), Hidegkuti. Habían goleado a uruguayos, a los brasileños y a los propios alemanes en la primera ronda por 8-3!!! El resultado de la final parecía cantado. Sobre todo porque a los 7 minutos, bajo una lluvia torrencial, los húngaros ya ganaban 2-0. Pero el final fue 3-2 para Alemania. Un partido épico, los videos muestran los festejos de cada gol que aún conmueven. Y la tristeza de la multitud, que admiraba la magia del fútbol húngaro. Ya de grande vería el curso del partido como el verdadero "indulto" a los alemanes después del latrocinio nazi, ocurrido apenas nueve años antes. Fue como la bienvenida al nuevo orden mundial de posguerra. Está investigado y escrito: el tercer gol alemán nació en una infracción que señaló el juez de línea y el árbitro inglés, que no era Churchill, pero mereció serlo, dejó seguir, como un Lamolina ancestral.Y a minutos del final, además, le anuló el gol del empate a Puskas.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});