Ovación

Lo mejor fue contra los de arriba

En un flojo torneo, Central obtuvo los mejores resultados ante los equipos hoy animadores

Lunes 05 de Febrero de 2018

El fútbol suele otorgar elementos novedosos, atractivos, que muchas veces invitan al análisis, aunque para muchos de esos casos no haya una explicación que suene del todo lógica. Transcurridas 14 fechas de la Superliga, el andar de Central en el campeonato está muy por debajo de las expectativas generadas allá a mediados de 2017, cuando el equipo se aprestaba para afrontar un nuevo desafío. Y eso que la levantada canalla de la mano de Leonardo Fernández fue notable, pero así y todo, esos puntos vitales que se consiguieron en las últimas fechas apenas si sirvieron para enderezar un poquito el rumbo. ¿Pero dónde está el dato curioso de este Central al que le cuesta levantar vuelo? A que la mayoría de los puntos que logró los obtuvo ante lo equipos que hoy son los principales animadores de la competencia. Ante varios de ellos ganó y con otros no perdió.

"Si miramos lo que hicimos hasta acá, mal no nos fue. Es más, a todos los equipos que están peleando hoy el torneo les ganamos, salvo con Independiente", disparó Leo Fernández tras la victoria del sábado ante Unión, ya mucho más distendido y en medio de una charla informal entre algunos de sus allegados.

Suena paradójico, pero es la pura realidad. Ayer, antes de que se jugaran los cuatro encuentros que estaban programados, los cinco equipos que estaban en el lote de arriba eran Boca, San Lorenzo, Unión, Independiente y Talleres. Contra todos ellos jugó ya el canalla, y no perdió con ninguno. El único antecedente que le pertenece a Montero es el Ciclón (ver aparte), pero el resto forma parte del currículum de Leo Fernández. El lunes se viene Huracán, otro de los que se encuentra bien posicionado, amén de la derrota de anoche contra Racing. Y un dato que se aparta un poco de análisis, pero que igual suma: en el medio ganó ni más ni menos que el clásico, lo que históricamente se consideró "un torneo aparte".

Primero fue el turno de Talleres (5º pero juega hoy), al que venció por 1 a 0 en Córdoba con gol de Fernando Zampedri, en lo que fue el primer partido de Leo Fernández en este segundo interinato (antes había dirigido, también en Córdoba, frente a Belgrano cuando el Chacho Coudet renunció y fue triunfo 2 a 0).

Después fue el turno del líder Boca. El mismo resultado (gol tempranero de Marco Ruben) frente a un equipo envalentonado y que había perdido el invicto recién en la fecha anterior ante Racing.

El clásico marcó el fin del año y en el reinicio de la competencia fue tiempo de Independiente (hoy 4º). Allí el canalla no la pasó del todo bien. Tuvo todo para perderlo por goleada, pero también todo para ganarlo por varios goles con esas tres clarísimas jugadas del final. Finalmente fue empate (1-1) ante el flamante campeón de la Copa Sudamericana.

Y ahora Unión. También con lo justo, con más overol que fútbol, Pero Central le ganó con justicia al equipo que venía de alcanzar la tercera colocación luego de la muy buena victoria que había logrado algunos días atrás frente a Racing, en el que debutaba Coudet.

Contra todos los otros rivales la victoria canalla no tuvo objeciones. En algún que otro partido pudo haber recibido algún gol, pero todas contaron con cierto grado de justicia. Y eso resalta aún más este raro comportamiento de un Central que hasta aquí ganó pocos partidos en el torneo, pero esas pocas veces que lo logró lo hizo frente a equipos que protagonizan la Superliga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario