Ovación

Lo lleva en la sangre

Ian Reutemann, sobrino-nieto del Lole, se convirtió ayer en el piloto más joven en ganar en una divisional de la ACTC, el TC Pista Mouras: tiene 16 sólo años.

Lunes 22 de Julio de 2019

El apellido lo es todo. El talento también. Que lo diga sino Ian Reutemann, que con sólo 16 años conjuga ambas cosas. Ayer se transformó en el piloto más joven en ganar en una divisional de la ACTC, la octogenaria categoría. Y es imposible no asociar su apellido al del Lole, el santafesino que durante diez años paralizó el país en cada domingo de carrera de Fórmula Uno y con quien lo une un lejano parentesco: el abuelo del adolescente de Humboldt es primo del subcampeón mundial de 1981, por ende Ian, sobrino-nieto. La pasión tuerca corre por sus venas, pero él hace su propio camino venciendo en la 9ª final del año del TC Pista Mouras.

   Reutemann corre desde los 6 años en karting, fue campeón provincial y el más precoz en disputar una competencia de la Fórmula 3 Santafesina, del Car Show. Probó suerte en Europa y llegó a subirse a un auto de la F-4 Italiana, en un equipo filial de Ferrari. Pero el presupuesto no dio para quedarse. Apenas corrió algunas carreras de karting en Alemania. Y este año se le abrió la chance en la cuarta divisional de la ACTC, en el equipo rosarino Martos Med bajo la estructura del Galarza Racing de Acebal.

   Ya en marzo hizo la pole más precoz antes de cumplir los 16 también como ayer en el Mouras de La Plata, donde el TC Mouras y el TC Pista Mouras suelen correr. También ganó una serie. Pero ayer se adjudicó la victoria y el apellido Reutemann volvió a estar en el destacado de los portales.

   Para concretar esto Ian le ganó en la salida a Otto Fitzler, el líder, y luego defendió bien el lugar, incluso en el último relanzamiento a un giro del final. El festejo fue total para el equipo, ya que después el rosarino Pedro Boero hizo el segundo podio consecutivo con el tercer puesto en TC Mouras.

En 1969 Carlos Alberto Reutemann llegó segundo en Buenos Aires, la mejor de sus 13 participaciones en el TC. Al año siguiente, con el apoyo estatal, del ACA e YPF iniciaría su brillante campaña en Europa, que lo llevó a debutar en la Fórmula Uno con pole posición en el Gran Premio de Argentina de 1972. ¿Llegará Ian a tanto? Ayer dejó en claro que talento y apellido no le faltan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario