Ovación

"Lo importante es la armonía"

Martes 05 de Diciembre de 2017

El cirujano ortopedista Gabriel Martínez Lotti conduce el equipo medico argentino que más cirugías realizó a pacientes con acondroplasia. Y en diálogo con Ovación aclaró: "Una cosa es ser bajo y otra cosa, tener un cuerpo disarmónico por acondroplasia:
esto es extremidades cortas y tronco normal, cabezas más grandes y colas pronunciadas. Son personas muy hábiles, porque son muy elásticos, lo que facilita que se los pueda elongar. Unos 22 centímetros en miembros inferiores y unos 10, en superiores".
Una longitud que entre otras cosas hace la diferencia entre poder tocar un timbre o no. Martínez Lotti sostiene que no hay estadísticas sobre población acondroplásica, pero que a él le interesa resaltar resultados más que cantidades. "La primera intervención se la hice a una chica hace mas de 30 años, ella se casó y pasó a ser una chica baja, no enana. Con las operaciones, que hemos perfeccionado con los años, la persona se vuelve más armónica", sostuvo, antes de aclarar que no es una operación recomendable en para cuestiones estéticas.
"Se hacen desde los 8 años del paciente, requiere un posoperatorio importante por eso entre una y otra cirugía se deja pasar un tiempo y es para problemáticas complejas, más que ser el más bajo de la fila en la escuela", dijo el médico, quien junto a Tomás Pasman (hermano del periodista Toti Pasman), a quien operó seis veces, escribió un libro que se titula: "Cuál es el tamaño de un gran hombre?". Un buen texto para entender, según dijo Pasman en una nota, que los acondroplásicos son seres "bajos, no tarados".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});