Ovación

"Lo grosero es lo grosero y eso fortalece la idea de que el árbitro se equivocó"

Lo aseguró el director de Arbitraje de la AFA, Miguel Scime, quien dijo que se evaluará si le corresponde o no una sanción al juez Diego Ceballos tras el pésimo arbitraje que perjudicó a Central.

Jueves 05 de Noviembre de 2015

El director de Arbitraje de la AFA de la Asociación del Fútbol Argentino, reconoció hoy que el tanto el juez Diego Ceballos, como su asistente Miguel Aumente, cometieron errores que perjudicaron a Rosario Central en la final de la Copa Argentina ante Boca al indicar que "lo grosero es lo grosero, y esto fortalece la idea de que el árbitro se equivocó" al tiempo que destacó que el propio ente de los árbitros evaluará su aplica o no una sanción a Ceballos.

En declaraciones televisivas esta mañana, Scime se refirió a las jugadas polémicas que se registraron en el partido -el gol anulado a Central y los dos goles de Boca-, y al respecto indicó que "los árbitros trabajan todas las semanas con jugadas parecidas, nunca hay dos jugadas exactamente iguales. El asistente lo que hace es estar siempre con el penúltimo defensor tratando de evitar el mayor error de paralaje que le permita equivocarse. En la jugada primera ve que hay un jugador en posición adelantada cuando el jugador se mueve y acierta. Pero acierta a través de una preparación que tiene. En las otras dos jugadas no acierta con la misma posibilidad. Pero si me preguntan por qué digo porque es normal. Es lo mismo que si a una persona yo la pongo en una calle con un vehículo y lo lanzo en línea recta a determinada velocidad, si se cruza un vehículo quizás frene. En otra maniobra exactamente igual la persona lo va a tratar de esquivar. Así razona el cerebro humano. Pero con esto no estoy tratando de evadir de que no haya existido el error porque sin dudas el mejor árbitro es el que acierta".

Consultado sobre por qué se sigue sin apelar al uso de la tecnología como se hace en otros deportes para dirimir este tipo de situaciones que condicionan el desarrollo de un encuentro, Scime explicó que "la Fifa dispone que no se recurra a elementos tecnológicos. Personalmente digo que sería muy lindo copiarnos de otros deportes para que la tecnología colabore y así los árbitros pasarían más desapercibidos".

Acerca de si había previsto algún tipo de sanción a Ceballos, el titular del Colegio de Arbitros relató por TN que "lo primero que se hace es darle al árbitro la posibilidad de que se ajuste a derecho y haga el descargo que corresponda. Luego se evalúa, se ajusta todo y se le alcanza al Colegio de Arbitros lo actuado y ellos deciden si el juez juega o no juega el próximo partido por más que esté designado, o si corresponde una sanción. Anoche me llamó el propio presidente de la AFA (Luis Segura) para interiorizarse por este tema y estaba muy preocupado, al igual que nosotros estamos tristes porque el árbitro se equivocó. Pero lo primero es darle la posibilidad al árbitro de expresar de por qué, cómo vio la jugada y qué paso y eso se transforma en una decisión del Colegio de Arbitros de aplicarle o no una sanción ante el hecho acontecido".

Al señalársele que una cosa era un error en una jugada fina y otra cosa es lo grosero, como el penal cobrado un metro y medio afuera del área, Scime fue contundente: "Lo grosero es grosero, eso fortalece de que fue un error y el árbitro se equivocó. Y qué fortalece más que el asistente después haya errado nuevamente en el segundo gol de Boca Juniors de que no quiso en ningún momento tapar un error con otro. Volvió a equivocarse y se equivocó convencido de que lo estaba haciendo era correcto. Eso enaltece al árbitro sobre cómo fue a dirigir el partido. Pero no deja de ser un error. Y quien es el mejor árbitro, el que no se equivoca y no aquel de quien hoy tenemos que estar hablando".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS