Ovación

"Lo fundamental es que estén las ganas de ganar"

Florencia Mutio habló del presente de Las Leonas y contó cómo es el vínculo con las otras arqueras, con Belén Succi especialmente: "El gremio es muy importante", tiró.

Martes 14 de Mayo de 2019

Las Leonas volvieron a ganar este fin de semana en el marco de la Pro League (4-0 a EEUU) y siguen firmes en sus aspiraciones para llegar a la fase de definición, de cuatro equipos. Van segundas en la tabla, detrás de Holanda. Y sólo perdieron un partido en lo que va del año, un dato no menor si se tiene en cuenta que el actual proceso sólo lleva cinco meses, desde que asumió Carlos Retegui. El objetivo primordial del seleccionado está puesto en los Panamericanos de Lima (julio y agosto), porque hace dos ediciones que no consigue la medalla de oro y ella vale nada menos que el pasaje a los Juegos Olímpicos.

   Desde el 2016 que Las Leonas no pueden celebrar un título de los grandes de su deporte, aunque este presente las pone en valor nuevamente. Florencia Mutio, la arquera entrerriana que creció como jugadora en Atlético del Rosario y que forma parte del grupo de máxima experiencia del equipo, mantuvo un mano a mano con Ovación en el que analizó el presente y dijo: “Lo fundamental es que estén las ganas de ganar". Habló del proceso nuevo y de la mira puesta en los Panamericanos y Olímpicos. Mutio, quien lleva siete años en el seleccionado mayor y es uno de los mayores soportes de Belén Succi, se refirió a la relación entre arqueras. Apuntó que su colega “es de las mejores del mundo no sólo por lo que es adentro de la cancha” e hizo hincapié en el momento de las oportunidades. Como ahora, que el equipo se encuentra sin Belén, aquejada por una lesión, y con Mutio y Cristina Cosentino repartiéndose la titularidad en ese puesto clave.

¿Esperaban todos estos buenos resultados tan rápido cuando el objetivo estaba puesto en Lima?

En este torneo se nombran 18 jugadoras por partido y las listas van rotando a lo largo de cinco meses. Todas buscando más, todas queremos ganar. Y empezamos a ganar... Una siempre quiere estar ahí arriba y tratar de mantenerse, que le cueste al rival. Apenas perdimos un partido, que fue con Holanda, hoy el mejor equipo del mundo.

¿Son mejores resultados que los que se podían pensar para esta altura?

Por las jugadoras que hay, por la práctica que traíamos con otros entrenadores pese a que ahora volvió el Chapa (tercer período), que para mí no es desconocido y para casi nadie, no sé si sorprende. Este equipo empezó con los entrenamientos muy temprano (los primeros días de enero) pero siempre buscó ganar, sumar y tratar de contagiar esas ganas. Y más allá del resultado hay que lograr que se sienta que el equipo quiere más. Podemos equivocarnos o no pero apoyándonos porque somos muchas jugadoras, jóvenes, más grandes y hay que equilibrar eso. Se fue buscando en este tiempo ensamblar todas esas partes y tratar de formar un equipo y que los resultados nos acompañen. Eso que vos decís que se nos ha dado hay que aprovecharlo y ojalá que siga así, ayuda a crecer. Claro que siempre es más lindo ganar pero cuando se empata también es bueno. Lo fundamental es que estén las ganas de ganar y que se contagien.

¿Hay una espinita clavada porque desde 2016 no consiguen títulos grandes (Champions Trophy)?

Sí, desde lo que fue el Mundial de La Haya (2014) en adelante hubo una realidad, un gran recambio y un equipo joven que necesitaba experiencia, sumar minutos. Lo que pasó entraba en la lógica de algo que podía pasar. A las chicas se las educó, se las entrenó y cada una fue creciendo como jugadora. Hoy las ves y las más chiquitas campeonas del mundo junior (2016) no son las mismas, fueron ganando confianza, técnica y un montón de cosas. Son jugadoras que fueron importantes pero hoy tienen una responsabilidad. Hay que acompañarlas en este proceso porque no dejan de ser chicas. Todas tratan de sumar desde su lugar.

¿Y vos cómo estás? Tanto tiempo en el equipo, tantos años de selección... ¿Cómo es la convivencia con Belén Succi, una arquera excelente que pocas veces deja el arco?

Con Belén comparto desde el junior, hace 15 años que nos conocemos. Ella es una de las mejores arqueras del mundo en un montón de aspectos, más allá de lo que ustedes ven, así que está buenísimo formar un conjunto de arqueras. Hoy somos 3, 4, 5, se van sumando y tratamos de aprender una de la otra. Obviamente que es un puesto duro, Belén es una muy buena arquera y cada una desde su lugar tiene que hacer lo mejor por una misma y en pos del equipo. Porque como ahora, que no puede estar por una lesión, me puede tocar tanto a mí como a la China (Cristina Cosentino). Estamos a disposición del entrenador.

¿La cabeza fue fundamental para tantos años en la selección y en un puesto así?

Sí, para el arquero es fundamental la cabeza. Hacía casi seis meses que yo no jugaba un partido internacional, me tocó ahora contra Australia (en Buenos Aires, el 4/5). Hay que estar. Una se tiene que preparar para jugar el partido que sea con público y ocupar un lugar en el arco argentino que es de una gran responsabilidad.

Tuviste pocas oportunidades pero todas las que te tocaron fueron momentos clave... Ni hablar cuando te tocó hacerte cargo del arco en los Juegos Olímpicos del 2012.

Me toca y tengo que rendir (risas). Esto es así, tenés que rendir por vos y por el equipo. No está bueno que los nervios te ganen. Por ahí trato de recurrir a aquellos momentos que tuve. Pienso: "Jugué una final olímpica, un tercer puesto en un Mundial (2014)". Tengo mis años (34), estoy grande, pero los nervios siempre van a estar porque ponerse la camiseta argentina te mueve un montón de cosas. Hay que acomodarse rápido, disfrutar de estar acá.

¿Junto a Belén te sentís con esa responsabilidad de transmitir?

Belén y yo somos arqueras grandes. Hoy están Cris (Cosentino), Marian (Scandura), Lulú (Iturraspe) y la verdad es que todo lo que podamos transmitirles para que ellas el día de mañana puedan crecer, mejor. Cuando yo era junior veía a Mariela (Antoniska), a Paola (Vukojicic), también tuve años con Laura Aladro...

¿Es importante para las arqueras estar juntas? ¿Sos el soporte de Belén y ella el tuyo?

El gremio en general es superimportante. Con Belu hace muchos años que nos conocemos y por eso tenemos una complicidad diferente que con el resto, o en su momento también existía eso con Lau Aladro. La misma edad, la misma generación, manejamos más o menos los mismos códigos. Hoy se fueron sumando otras y son las que van a estar en un futuro. Ojalá que aprendan, que respondan de la mejor manera y que se sepan ganar un lugar cuando se lo tengan que ganar.

El objetivo a largo plazo son los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ¿pero para qué están hoy y en esta parte del camino?

El gran objetivo de este año para el equipo son los Panamericanos, clasificatorios a los Juegos Olímpicos. Y esta Pro League es un torneo nuevo en el que estamos tratando de acomodarnos y aprender cómo jugar (el campeón también va a los Olímpicos). Son muchos partidos pero también está bueno para sumar experiencia. Pero sí, el gran objetivo es Lima porque este equipo lo que quiere es llegar a Tokio de la mejor manera.

Conseguir el pasaje directo a Japón sería también recuperar la medalla de oro panamericana, que se les fue en las últimas dos ediciones.

Hay que ir paso a paso, hace dos ediciones que no se gana y esa medalla es muy importante para Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});