Ovación

Lo Celso, el chico que juega y piensa en grande en el Central de Eduardo Coudet

El enganche canalla Giovani Lo Celso dijo que trata de "estar tranquilo con todo lo que me está pasando porque de chico soñé con jugar en la primera de Central".

Martes 29 de Septiembre de 2015

Vive un gran presente. Quizá no es del todo consciente de lo que representa ser el motor de juego de Central a sus juveniles 19 años y apenas un puñadito de partidos en la primera del club que lleva en sus venas. Giovani Lo Celso goza de una actualidad perfecta. “Llegué a esta institución en 2010, para la 9ª división cuando el coordinador era el Coco Pascuttini y el entrenador Alejandro Rubinich. Siempre jugué de enganche”, comienza relatando la nueva figura canalla, mientras hace una pausa con sus amigos en el club Regatas para dialogar con Ovación en el día libre. “Trato de estar tranquilo con todo esto que me está pasando de golpe. Sobre todo porque de chiquito soñé con jugar en la primera y debutar en el Gigante. Sinceramente, esto es lo que siempre anhelé y por eso lo disfruto mucho. Soy hincha además y eso lo hace más especial a todo”, remarcó el conductor auriazul con humildad e inocencia.
   “Esto es algo nuevo. Se está dando todo rápido. Por ejemplo, hace poco que debuté. Me acuerdo que me enteré en el táctico antes de Arsenal que jugaría. No lo esperaba porque el día anterior el Chacho (Coudet) había probado con doble cinco. Lógico que cuando me dijo me puse muy feliz porque iba a jugar, sobre todo en el Gigante. Por eso trato de disfrutar, que es lo que realmente quiero hacer dentro de una cancha”, exteriorizó un serio Lo Celso. “Hice mucho esfuerzo para llegar”, acota con sinceridad.
  —¿Es por todo eso que ahora disfrutás el doble?
  —Puede ser. Todo sacrificio tiene su recompensa. Desde chico soñé con este momento. Hoy es una realidad y la disfruto mucho.
  —¿Qué cambios notás o en qué te cambió ser titular o jugador de la primera de Central?
  —Hay muchas cosas, pero estoy tranquilo y trato de disfrutar este momento lindo que me toca pasar desde lo personal y grupal. Sé que tengo que aprender muchas cosas todavía, pero a su vez es una satisfacción ver a Central ahí arriba.
  —¿La gente  te reconoce más?
  —Sí, en ese sentido sé que las cosas cambiaron. Pero la verdad es que trato de seguir manejándome como siempre, es decir con simpleza y sabiendo que debo apoyarme siempre en la familia y los amigos.
  —¿Podés estar tranquilo a tu edad y sabiendo que están haciendo una gran campaña?
  —Y trato, porque es un momento para disfrutar lo que me pasa.
  —¿Puede ser que se te vea más relajado cuando salís a la cancha?
  —Sí, es así. La idea es salir más sereno y hacer bien las cosas. Por eso trato de apoyarme en el cuerpo técnico y jugadores, quienes siempre me apoyaron y permiten crecer día a día.
  —¿En qué pensás cuando estás sólo y ves que a los 19 años sos el enganche de Central?
  —Se me cruzan miles de imágenes por la cabeza. Por ejemplo, cuando arranqué de muy chiquito a jugar. O cuando fui a probarme a Central en 9ª división. También cuando salía de la escuela y me iba rápido a entrenar porque no llegaba a tiempo a la ciudad deportiva. El esfuerzo y la banca que hizo y hace la familia para que yo pueda estar viviendo y disfrutando este presente también lo tengo presente. Por eso trato de ser agradecido a todos ellos.

“Siempre le pegué  con tres dedos”

Cada vez que tiene que asistir a algún compañero en ofensiva suele apelar a la finura para hacerlo. También es cierto que tuvo algunas chances para convertir, pero llamativamente no pudo. El motivo es porque las que tuvo le entró a la pelota con la cara externa del botín izquierdo. Ante Gimnasia se comió una gran oportunidad. “Sí, sueño con el gol en primera, pero ya llegará”, fue lo primero que exteriorizó el pibe Lo Celso. "Siempre le pegué con tres dedos. Debe ser porque soy muy zurdo. Tengo esa costumbre, aunque veré qué haré en la próxima porque las decisiones que tomé hasta acá no fueron las mejores en su momento”, reflexionó Giovani mientras se escuchaba de fondo cómo los pibes de Regatas gritaban sin importar lo que pasara alrededor.
  “Sé que en la posición que estoy ocupando hay que ser punzante y la gente siempre espera algo. Pero no me quiero volver loco. Sólo deseo tener asistencias como ayer (domingo), más allá de que me falta definición”, acotó el juvenil a modo de reproche.
 —¿Siempre le pegaste con tres dedos o lo hacés ahora?
  —No, siempre lo hice. Debe ser porque soy muy zurdo. Tengo esa costumbre en realidad, pero veré que haré en la próxima porque las decisiones que tomé no fueron las mejores hasta el momento.

Entre el presente y el objetivo de los canallas

Cuando la charla íntima gira en torno a lo que significa el presente de Central, Gio se toma unos segundos para responder: “Al ser hincha hemos tenido y vivido diferentes etapas. Ahora estamos en una linda y me agarra como jugador. Esperemos conseguir el objetivo máximo, que es lo que queremos tanto nosotros como la gente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS