Ovación

Llegó al disco de taquito

Romario no tuvo contemplaciones con los rivales que le salieron al cruce en su primera presentación en la arena rosarina

Lunes 16 de Julio de 2018

Concretando un medio correr -como suele decir la popular-, el zaino colorado Romario trasladó el fogueo cosechado en los hipódromos de Buenos Aires al Independencia adjudicándose el premio "Barrio Rucci", cotejo de mayor valor relativo de las nueve competencias disputadas ayer en la arena normal.
Desde el momento de las ratificaciones el hijo de Perfectperformance asomaba como el principal animador y no porque entre sus rivales no hubiese alguno capacitado como para discutirle la victoria. Todo lo contrario, sino que su productiva campaña condicional en los máximos le auguraban un desempeño a la altura de las circunstancias.
Abonado permanentemente a los elogios en sus ensayos matutinos, el defensor del stud El Goleador sólo debía ratificar esos movimientos precompetitivos en carrera.
Y lo consiguió con creces. En un lote que tuvo asistencia perfecta, el pupilo presentado con los diez de rigor por Rogelio Ricchi, accionó cerca de la vanguardia en los primeros metros, alternando la tercera y cuarta colocación -apareado a Land of Ground-, mientras Grazias Hit y Kelef luchaban por el sitial de privilegio.
A la altura de los 900, su jockey Héctor Dyke lo movió para abreviar terreno con los de adelante, hecho que se produjo en los 600, donde ya se notaba que cuando se lo propusiera, se adueñaría de la delantera. Desembocando el codo de Ovidio Lagos, Romario emparejó a Grazias Hit y con firmes brazadas -por el centro de la cancha- se marchó hacia el disco cruzándolo con 4 cuerpos de ventaja sobre dicho rival, al cabo de 1' 11'' 92c para los 1.200 metros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario