Ovación

Liga Nacional de Hockey: Uni ganó la Liga de Honor tras vencer en la final a Marista

Universitario se sacó el karma que siempre tuvo en la Liga Nacional, gritó campeón en Rosario en el Estadio Mundialista y guardará por siempre este día en los libros de historia blaunegra.

Martes 25 de Marzo de 2014

Universitario se sacó el karma que siempre tuvo en la Liga Nacional, gritó campeón en Rosario en el Estadio Mundialista y guardará por siempre este día en los libros de historia blaunegra. En la final de la Liga de Honor, instancia de la Liga Nacional que jugaron los ocho mejores equipos del certamen, venció a Marista de Mendoza por 2 a 1 y se subió a lo más alto del podio de la competencia más federal de clubes, aunque por momentos Buenos Aires la desprecie y sólo algunos clubes decidan jugarla. Nada menos que en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, y mientras el país y la ciudad se volcaron al recuerdo de las víctimas de la última dictadura militar, Uni se consagró. Una fecha imposible de olvidar. El calendario loco de la Confederación Argentina hizo coincidir las fechas. Y no quedó otra que jugar. Al final, el equipo rosarino festejó su logro: buscado, sacrificado y contundente. Se graduó con honores y es un merecido campeón 2013 (el título debió dirimirse en diciembre y se postergó a este mes).

Desde 2006, cuando Atlético del Rosario ganó la primera edición de la Liga Nacional, ningún otro equipo rosarino había podido consagrarse en este certamen. Por eso lo de ayer realza no sólo al hockey de Universitario sino también al de Rosario. Aquel campeón se consagró sin este formato de Liga de Honor. Y este nuevo monarca fue el último para este tipo de formatos. Pronto se sabrá cómo será la nueva edición de Liga Nacional, pero no es un tema de momento.

Lo que importa decir en esta crónica es lo que hizo ayer Uni en la cancha para quedarse con el título. Y ante todo subyace destacar la actitud de equipo grande, de esos que no se resignan ante las adversidades y que se agrandan ante los desafíos. Porque la cruzada era complicadísima: Marista es un gran exponente del hockey bien jugado y el conjunto rosarino, con sus armas loables, planteó un frente de igual a igual para llevarse el torneo. No era menos que su rival. Y entró con esa mentalidad. Es más, arrancó perdiendo el encuentro por un gol de corto de Florencia D'Elía a los 13', pero lo dio vuelta con tantos de Lula Guerra a los 18' y de Constanza Comolli, a los 22', tras una gran ejecución desde el fijo.

Todo lo friccionada y áspera que había resultado la semifinal entre Uni y Andino, también de Mendoza, el domingo, nada tuvo que ver con este partido en el que ambos conjuntos se encargaron de mimar la bocha. Y sobre todo, el conjunto de Las Delicias, que mostró mejor aplomo para manejar las acciones, especialmente cuando se puso en ventaja. Los cinco cortos a favor de Universitario y los ocho para Marista hablan de un partido de idas y vueltas, con mucha acción en las áreas. Uni logró su ventaja en el primer tiempo, cuando aún parecía que faltaba una eternidad para besar la copa. Y la conservó gracias a un valioso trabajo en equipo. Es muy complicado hacerle un gol a Universitario, su línea de fondo es impecable. Y encima detrás tiene a Laura Del Colle, la ex Leona que fue elegida otra vez como la mejor arquera de la Liga. El medio sabe a qué juega y cuando sus delanteras están picantes, hay que tener oficio para pararlas.

Favorecidas por un Marista tirada al campo rival para buscar el empate, Rocío Cano y Lula Guerra gozaron de oportunidades como para darles a las mendocinas el golpe de nocaut. No pudieron, pero el peligro que llevaron sobre sus rivales fue indispensable para marcar la presencia de Universitario en ese segundo tiempo en el que las mendocinas fueron mejores.

Hubo momentos de zozobra de los dos lados, como en toda final que se juega con dientes apretados, pero en el cierre, el premio mayor se lo llevó Universitario.

El equipo dirigido por Ernesto Lucero tenía un karma en la Liga Nacional, donde siempre terminaba peleando por no descender. En la edición 2013, se sacó la mufa, ganó la sede Mendoza, clasificó a la Liga de Honor y gritó campeón en su casa. Puede dormir tranquilo. Los lauros ya están en su vitrina.

La mejor bajo los palos

La ex Leona Laura Del Colle, de Uni, fue elegida otra vez como la mejor arquera del certamen, como en noviembre en la sede Mendoza. En la Liga de Honor en Rosario apenas recibió tres goles sobre su valla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario