Ovación

Liga de Campeones: Maxi Rodríguez marcó un gol en la victoria del Atlético Madrid

El Atlético de Madrid se clasificó hoy para los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa al vencer por 2-1 al PSV Eindhoven en un partido jugado a puerta cerrada, con ausencia total de hinchas, por orden de la UEFA.

Miércoles 26 de Noviembre de 2008

El Atlético de Madrid se clasificó hoy para los octavos de final de la Liga de Campeones de Europa al vencer por 2-1 al PSV Eindhoven en un partido jugado a puerta cerrada, con ausencia total de hinchas, por orden de la UEFA.

El Atlético de Madrid encarriló el pase con los goles logrados por Simao y Maxi Rodríguez en la primera parte, aunque Koevermans puso emoción en el comienzo de la segunda parte con el tanto del descuento. El conjunto rojiblanco resistió y defendió un resultado óptimo.

El extraño choque comenzó entre los gritos de cerca de 1.000 hinchas del Atlético de Madrid que se agruparon en la puerta principal del estadio. Eran cánticos de ánimo hacia el Atlético de Madrid e insultos a Michel Platini, el presidente de la UEFA (Unión Europea del Fútbol Asociado) y el hombre más odiado de la afición rojiblanca.

Pero el Atlético de Madrid no acusó la frialdad del ambiente ni la gélida temperatura bajo la que se desarrolló el choque. El conjunto rojiblanco salió muy decidido desde el comienzo, con un movimiento dinámico del balón y correcta ocupación de todas las partes del campo.

A ello ayudó el tempranero gol local, que llegó a los 13 minutos. Seitaridis centró y el mexicano Carlos Salcido se enredó en su intento de despeje. El balón quedó franco para Simao, quien marcó desde cerca.

El PSV Eindhoven parecía aturdido por el ambiente, mucho más que su rival, que no se replegó tras el gol. Raúl García sostenía el centro del campo y, sobre todo, Sergio Agüero hacía mucho daño recibiendo el balón en la media punta. El PSV Eindhoven nunca encontró soluciones para detener los dañinos movimientos del argentino.

A los 28 minutos, Raúl García se incorporó al área y cabeceó para que Iraksson sacara una mano salvadora. El Atlético de Madrid imponía su autoridad y no tardó en llegar el segundo gol.

A la media hora de encuentro, Simao centró y el PSV Eindhoven volvió a estar torpe en su intento de despeje. Demasiada ventaja para Maxi Rodríguez, quien golpeó con violencia para aumentar la ventaja local.

El técnico del Atlético de Madrid, el mexicano Javier Aguirre, disfrutaba desde el palco, desde donde vio el partido para cumplir su segundo partido de sanción impuesto por la UEFA. En la primera parte, sólo se alteró con un disparo del ecuatoriano Edison Méndez, el mejor jugador visitante, que John Eitinga sacó bajo la portería.

Pero no hay manera de que el Atlético de Madrid viva un partido tranquilo. El PSV Eindhoven devolvió la emoción en la primera jugada de la segunda mitad. Méndez lanzó desde la esquina, la zaga rojiblanca perdió de vista el balón y Koevermans empujó a la red.

El Atlético de Madrid acusó el gol y perdió el mando del centro del campo. Méndez se erigió en el mariscal en esa zona del campo y el conjunto local no fue capaz de recuperar el control del juego. Además, sus jugadores perdieron la movilidad de la primera parte.

A los 69 minutos, Iraksson repelió un disparo cercano de Sinama- Pongolle y el PSV Eindhoven contestó en la siguiente jugada, con un buen lanzamiento de Dzsudzsak y un rechace de Gregory Coupet. El encuentro estaba en una ida y vuelta que no le convenía al Atlético, mientras su rival crecía.

Agüero se había marchado del campo y el PSV lo agradeció. El conjunto holandés seguía llegando al área local, comenzando a colgar balones que había temblar al conjunto local. Fuera del estadio ya no se escuchaba a los aficionados rojiblancos, helados y temerosos.

Sin embargo, el Atlético de Madrid resistió, aunque vivió los últimos minutos pendiente de despejar balones. Al final se llevó un triunfo meritorio, que le permite entrar en los octavos de final de la Liga de Campeones por primera vez en 12 años.

Ahora la disputa del grupo queda para la primera posición, con el Atlético de Madrid y el Liverpool igualados a 11 puntos. Si el conjunto español vence en el campo del Olympique de Marsella, en la última fecha del Grupo D, habrá logrado ese segundo objetivo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario