Clásico rosarino

Lifschitz: "Nosotros siempre tuvimos la voluntad de que el clásico se juegue en Rosario"

El gobernador de Santa Fe reveló que, pese a los esfuerzos que hicieron Central y Newell's y la provincia, los organizadores de la Copa Argentina resolvieron que el clásico se juegue fuera de la ciudad y sin público.

Viernes 26 de Octubre de 2018

El gobernador Miguel Lifschitz ratificó hoy que la provincia siempre dio garantías para que el clásico entre Newell's y Central por la Copa Argentina se juegue en Rosario y admitió que le quedó un gusto amargo cuando se enteró que se había decidido que se juegue en la cancha de Arsenal de Sarandí, provincia de Buenos Aires, y a puertas cerradas.
"Nosotros siempre manifestamos nuestra voluntad para que el partido se pudiera realizar en Rosario", comentó a La Capital Lifschitz, en respuesta a la declaraciones que hizo hoy el director técnico de Central, Edgardo "Patón" Bauza, quien aseguró que "las autoridades de la ciudad nunca quisieron que el clásico se juegue en Rosario".
"La lógica era, si se hacía con público local y visitante, era hacerlo en Rosario y habíamos acordado ese criterio con los dos clubes"
"Nosotros no tenemos injerencia directa sobre el tema, es un tema de los clubes y de la Copa Argentina, lo que sí nos interesaba lógicamente que el partido se pudiera hacer en Rosario, no nos parecía conveniente Santa Fe porque era trasladar un problema a una ciudad ajena", aclaró el mandatario santafesino, en un esfuerzo por ponerle punto final a la polémica.
"La lógica era, si se hacía con público local y visitante, hacerlo en Rosario y habíamos acordado ese criterio con los dos clubes en una reunión conjunta, donde hubo gente de la provincia y de Central y Newell's", explicó Lifschitz, y añadió: "Se había acordado la fecha y las características del evento y también que se iba a designar por sorteo el estadio donde se iba a jugar el partido"
"Después de eso, cuando ya esperábamos que los organizadores iban a convalidar ese criterio, que parecía el más lógico, surgió la novedad de que habían decidido jugarlo sin público en Buenos Aires", se lamentó Lifschitz, quien ratificó que los representantes de los clubes tomaron parte de las negociaciones y pueden refrendar sus dichos.
De hecho, esta tarde el titular del club de Arroyito, Rodolfo Di Pollina, afirmó que "siempre hubo buena predisposición de parte de las autoridades para que el clásico se juegue en la provincia" y, sin embargo, los organizadores de la Copa Argentina resolvieron que el partido se juegue fuera de la ciudad y sin público.
Di Pollina dejó bien claro que en ningún momento los responsables de la seguridad de la provincia pusieron reparos para que el encuentro se concrete en Rosario. "Hubo dudas sobre si era conveniente que se jugara en Santa Fe, por el tema de los traslados y por la paranoia que generó el debate que se suscitó en el Concejo Deliberante de la capital provincial".
Así y todo, Bauza hoy, en conferencia de prensa tras la práctica de la primera canalla, disparó: "Desde un principio sabíamos que iba a ser así, las autoridades de la ciudad nunca lo quisieron jugar acá, no las autoridades de Newell's o Central, las autoridades de la ciudad, nunca quisieron que se juegue acá, siempre fueron esquivas".
Vale recordar que fue la propia Copa Argentina la que responsabilizó a Lifschitz de la decisión de que el partido se juegue en la provincia de Buenos Aires.
Lo que generó la rápida y enérgica respuesta del gobernador de Santa Fe, quien negó de plano que hubiera pedido, como se le atribuía, que el clásico no se juegue en Santa Fe.
"Por decisión del gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, el clásico rosarino no se jugará en la provincia, ya que no existen garantías para que el encuentro, correspondiente a los cuartos de final de la Copa Total Argentina, se dispute con ambas parcialidades", aseguraron los organizadores del torneo en un comunicado oficial .

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});