Ovación

Leo va ganando la atención del pueblo canalla

Fernández debutó como director técnico de primera en el Gigante y mantuvo su increíble performance como entrenador interino: 3 triunfos de 3. Dirige para quedarse

Lunes 27 de Noviembre de 2017

Entró por primera vez al césped del Gigante sin que nadie lo notara. Las cámaras de la TV recién lo enfocaron sentado en el banco. Claro, el trayecto desde el impactante hincha guerrero gigante de la salida del túnel canalla hasta su nuevo lugar en el mundo fue apenas visto. Una cantidad innumerable de bengalas se prendieron entonces al mismo tiempo desde la popular de Regatas a la platea de Cordiviola y hacían prácticamente imposible la visibilidad. Por eso, Leonardo Fernández apenas sí recibió reconocimiento en ese momento pero fue mayor cuando Loustau pitó por última vez y decretó el segundo triunfo consecutivo canalla. El tercero suyo en igual cantidad de partidos. El 100 por ciento de efectividad para un interino. Pavada de presentación.

Sí. Leo Fernández debutó en Arroyito y consiguió lo que ningún técnico de paso logró: vencer siempre. Las otras dos veces fueron en Córdoba, la anterior el domingo de la semana pasada. Por eso cabe la pregunta: ¿está de paso? Por lo pronto, ayer supo posicionarse en el lugar que ocupa. Bancó a los juveniles que debía bancar, no a más de los necesarios. Ante Talleres sí lo hizo ante el impacto de la crisis deportiva por la eliminación en la Copa Argentina y la partida de Paolo Montero. Anoche entendió en cambio que el rival pedía otra cosa y que podía encontrarlo en el plantel que bancaba su predecesor. Acertó.

Camisa blanca, pantalón gris de vestir, impecables zapatos negros. En el banco de al lado Guillermo Barros Schelotto fue claramente el más buscado de los dos técnicos de la noche por los flashes de las cámaras. Unos metros más allá, el buzo de siempre de entrenamiento, la chomba azul afuera del pantalón, algunos kilitos de más, Fernández de apellido.

Los grandes focos aún no lo iluminan, siempre los antecedentes de conductor exitoso de las inferiores son relativos, pero Leo Fernández ya avisó que va a dar todo lo que sabe y cosechó abajo, con título incluido en la Copa Santa Fe, para quedarse. Los primeros resultados, y ante tamaños rivales, y sobre todo el compromiso que el plantel mostró en la cancha para bancar la parada con planteos adecuados para capear el temporal, obligarán a la dirigencia a resolver el buen problema de si bancarlo o traer un DT de mayores marquesinas para un año electoral.

Por supuesto, faltan dos encuentros y también de extrema dificultad, como serán Independiente y el clásico en el Gigante. Son pruebas que también deberá pasar. Por lo pronto, hay un entrenador que quiere aprovechar la que denominó la "oportunidad de su vida". Merece la atención.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario