Ovación

Leo Messi, entre el gran show y la gala mundial

El crack rosarino será hoy el estandarte del derby entre el campeón e invicto Barcelona y Real Madrid.

Domingo 06 de Mayo de 2018

Los planetas se alinearán hoy sobre la península ibérica para presenciar uno de los mayores espectáculos que brinda la naturaleza futbolística. El eje del sistema que ilumina a todos los continentes será un rosarino. Al menos así lo indica la lógica. Es que Leo Messi es todo un "influencer" en la disciplina más popular de los deportes. La Pulga es por decantación el emblema que le dará vida al derby entre el campeón Barcelona y Real Madrid. El electrizante duelo se desarrollará en el mítico e imponente Camp Nou, a las 15.45 por DirecTV. El capitán argentino intentará dejar la huella en esta particular cita para luego empezar a amoldarse a lo que será la participación del seleccionado nacional en Rusia, donde el crack intentará llegar como un verdadero demonio al Mundial para conquistar el universo.

   Nadie pone en tela de juicio que es uno de los partidos de mayor envergadura que existe sobre la faz de la tierra. Que sus inmensas figuras acaparan la atención como genuinos imanes. Donde los polos hacen referencia con vehemencia sobre Messi, quien parece ser en este contexto un extraterreste entre la raza humana.

   Porque Leo eclipsa por arte de la magia que derrama con la suela izquierda a toda la masa pasional. Fecha a fecha. La descose con la casaca azulgrana. Esa misma que lo elevó a la cima en base a sus gritos sagrados realizados con diversas recetas que lo nutrieron cuando se alimentaba en el potrero de Abanderado Grandoli.

   Los flashes se posicionan sobre su endiablada figura cuando acelera y mueve sistemáticamente al resto de sus compañeros culés. No en vano viene siendo el mejor de la última década, pese a que en ciertas ocasiones el merengue Cristiano Ronaldo le haga un poco de sombra. Sin embargo, los dos hoy estarán otra vez cara a cara. Ambos jugadores también son los más marketineros en su rubro, pese a que Leo le saca varios de cuerpo de ventaja a la hora de hacer un minucioso balance.

   El rosarino pinta también para ser el pichichi de la liga. Lleva 32 goles en 34 presentaciones. Una animalada que sólo un distinto puede conseguir. De hecho, el portugués Ronaldo lleva 24 gritos en idénticos encuentros. Los números hablan por sí solos.

   Pero al pibe que pasó también por las inferiores de Newell's no le mueve el amperímetro salir goleador de la liga española. En su mente tiene impreso como meta los logros colectivos porque entiende sin vanidades que solo no podría hacer toda la diferencia.

   Claro que esta tarde intentará abrochar el derby que todo el pueblo catalán clama como la propia independencia. Porque para los azulgranas enfrentar al representativo madrileño es como una cuestión de Estado en su máxima expresión.

   Hay matices y choques de culturas bien diferentes entre sí. Por eso también hace muy especial a este duelo, que debe ser uno de los más seductores del mundo para presenciar. Sea en Barcelona o en la Casa Blanca del Santiago Bernabeu.

   Luego de esta contienda es muy factible que el rosarino más famoso de la modernidad relaje su mente unos días. Pero vale aclarar que seguramente librará una dura batalla interna porque siempre quiere estar cuando de una pelota se trata.

   Sin embargo, el Enano, como le dicen realmente en la intimidad de la selección nacional, empezará a proyectar desde mañana mismo lo que será el cuarto Mundial tras el debut en Alemania 2006. Porque apunta a eso. A llegar filoso como punta de lanza a Rusia. Irá por la gloria eterna.

   Porque sabe que puede ser el último que juegue. Por eso es que también buscará aportar lo suyo para repatriar esa bendita y brillosa Copa del Mundo que supo izar Diego Armando Maradona en México 86.

   Sobre todo después de haberla acariciado en la pasada cita desarrollada en Brasil, donde una eficaz y simplista Alemania le arrebató la ilusión, tanto al capitán Leo como a todo el gran pueblo argentino.

   Por eso, Messi dará quizá esta tarde la última gran función en suelo español para luego ponerse la mejor pilcha e incursionar en la lujosa gala mundial en Rusia, donde buscará llegar en fina sintonía para poder guiar al resto del pelotón criollo hacia el gran objetivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario