Ovación

Leo Messi, el dueño de la pelota

La Pulga se despachó con un triplete en el debut de Barcelona en la Champions. El equipo catalán derrotó al PSV con más goles que fútbol.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

La Champions arrancó con una verdadera exhibición del mejor jugador del mundo: Lionel Messi. Un triplete de la Pulga (el octavo en Champions) culminó una trabajosa victoria del equipo culé, que sufrió mucho el desgaste para equilibrar la agresividad de un PSV rápido, eficaz al contragolpe y con un buen juego de estrategia.

Así Barcelona inició la temporada europea derrumbando al PSV con más goles que fútbol, catapultado por Messi primero y enganchado a la electricidad de Dembélé después para evitar cualquier susto en su debut y conquistando una goleada (4-0) que le empuja en sus aspiraciones continentales.

No fue tan plácido el partido como pudiera dar a entender el resultado final. Se acabó todo cuando en dos minutos se pasó del preocupante 1-0 al definitorio 3-0 con dos chispazos individuales, el primero del eléctrico Dembélé y el segundo de Messi. Pareció que al PSV el compromiso le quedó grande y se rindió a la evidencia por su propia inoperancia.

La soberbia actuación de Messi, en tanto, le permitió rebasar a Cristiano Ronaldo, quien acumula siete tripletes en el torneo.

"Messi convierte en rutinario algo extraordinario, como marcar un hat trick. Estamos viendo algo único", resaltó el DT del Barsa, Ernesto Valverde. "Cuando no esté será difícil encontrar algo igual".

Ousmane Dembélé aportó una joya para el otro tanto catalán, que había tomado ya una ventaja de 3-0 cuando se quedó con 10 hombres. El zaguero Samuel Umtiti recibió la segunda tarjeta amarilla y la roja por una dura falta a los 79.

El triunfo en el encuentro del grupo B estiró a 27 el número de compromisos que el Barcelona lleva invicto como local en la Liga de Campeones. El conjunto catalán ganó 25 duelos y empató sólo dos durante esta racha.

Messi había tenido dificultades el sábado, en la victoria del Barsa sobre la Real Sociedad, lo que se constituyó como un motivo de preocupación justo antes del primer encuentro de la Champions.

Pero el nerviosismo se disipó muy pronto. Messi puso en marcha el triunfo con un tiro libre de su sello a los 32', clavando la pelota en un ángulo alto, lejos del portero. "El gol de tiro libre llegó justo cuando necesitábamos anotar. Fue una obra maestra", comentó Valverde.

"Es un alivio para quien tiene a Messi y un problema para el que no", dijo Valverde. "Es decisivo. Siempre lo ha sido", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario