clasico rosarino

Leo Fernández aprobó el examen más difícil y dio un paso enorme para seguir en 2018

El DT interino sacó adelante desde el banco un clásico difícil y comienza a probarse el traje de DT para la temporada próxima.

Domingo 10 de Diciembre de 2017

Leo Fernández aprobó la materia que le faltaba. La más difícil. Es que el entrenador, que arrancó para hacer un interinato, venció a Talleres y bajó al encumbrado y puntero Boca. Pero le faltaba dar el golpe de gracia, de efecto. Un golpe que llegó esta tarde en el Gigante cuando llevó al equipo a ganar merecidamente el clásico ante Newell's.
Una victoria que no solo le dio una alegría enorme, y por lógica a los hinchas, sino que le otorga un hándicap enorme para seguir conduciendo al equipo en la temporada próxima.
De hecho, Leo está invicto dirigiendo al primer equipo de Central, más allá de tampoco sea tan extenso su currículum. Porque en definitiva ganó los cuatro partidos que dirigió, y encima el equipo no recibió goles.
"Estoy emocionado, porque nací en esta ciudad", dijo el Gordo Fernández, que estuvo calmado, pero que en el final del partido llegó el desahogo.
Sobre el partido comentó: "Trataba de transmitir tranquilidad, porque es un partido especial para todos. Estoy muy feliz por la gente, por este grupo de jugadores que dejan la vida en la cancha y que querían revertir la posición incómoda que teníamos en la cancha".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario