Ovación

Las visitas de un ídolo a Rosario

Jugó en 2013 con la preselección argentina y dio una charla en 2015 a teatro lleno.

Martes 28 de Agosto de 2018

Hace quince años, cuando estaba en la cresta de la ola como escolta de los campeones de la liga norteamericana, San Antonio Spurs, Manu Ginóbili vino a jugar con la preselección argentina un amistoso contra el equipo B de España en Rosario. Y en ese momento le dijo a Ovación, entre otras cosas, que no se sentía un líder indiscutido del equipo nacional.
"Me siento un jugador importante. Pero uno más". Allí también habló de sus compañeros en los Spurs. Resaltó la "sencillez" de Tim Duncan y lo "tipazo" que era con él su entrenador Gregg Popovich.
Esa nota se publicó sólo un año antes que la selección argentina hiciera historia en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 al conseguir la medalla de oro tras vencer a Estados Unidos e Italia en semis y final. Pero antes de todo eso, Manu provocó el delirio argentino al realizar una palomita cuando faltaban centésimas para el final del partido contra Serbia.
La máxima estrella del básquet argentino volvió a Rosario hace tres años, pero sin la musculosa con el 20 de los Spurs (un ejemplar está expuesto con su firma en una parrilla de Santa Fe al 1100) o con el 5 de la albiceleste (hay una expuesta en una heladería de Zeballos y Avellaneda). Con jean y camisa a cuadros dio una charla en un teatro Vórterix lleno.
En el público se lo vio al ex DT de Newell's y la selección Gerardo Martino. Esa noche Manu habló de su vida por espacio de una hora y media. Y se adelantó a estos días al decir que sabía que el día del retiro la camiseta 20 que usó siempre sería colgada en el estadio del equipo texano, como es costumbre en la NBA. "Creo que el día que vea colgada la 20 se me caerán los pantalones", dijo aquel 6 de agosto de 2015.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario