Ovación

Las Leonas enfrentan a Holanda, un rival clásico, en busca del pasaje al partido decisivo

Está claro que es una definición anticipada. Las Leonas se encontrarán esta noche con Holanda, su principal rival de la última década, en una de las semifinales del Champions Trophy de hockey de Rosario.

Sábado 04 de Febrero de 2012

Está claro que es una definición anticipada. Las Leonas se encontrarán esta noche con Holanda, su principal rival de la última década, en una de las semifinales del Champions Trophy de hockey de Rosario. El partido se jugará a las 20 (TV Pública), una hora a la que ya estará definido el primer finalista, porque a las 17.30 se medirán Alemania y Gran Bretaña.

Se esperaba que el cruce entre Argentina y Holanda se diera recién en el encuentro decisivo. Pero no sucedió. Entonces al seleccionado argentino no le quedará otra que verse cara a cara con la Naranja Mecánica y jugar al más alto nivel, sin margen de error, para acceder a su quinta final seguida en el torneo que reúne a los ocho mejores del mundo.

Argentina aparece en el segundo lugar del ranking mundial, por detrás de Holanda. En ese dato tiene gran incidencia lo sucedido hace un año. El conjunto europeo, que dirige el argentino Maximiliano Caldas, le ganó a Las Leonas el Champions Trophy de Amsterdam, en una final que las jugadoras argentinas no olvidan fácilmente porque se les escapó una victoria parcial de 3 a 0. Ese partido se lo empataron y terminaron cayendo en la definición por penales.

Hablar de revancha casi que no tiene sentido. Ese título se escapó y nada puede revertirlo. La historia ahora es otra, con un seleccionado argentino que aparece un escalón por debajo de Holanda en cuanto a nivel de juego, pero no mucho más que eso. La diferencia radica en que Argentina aún no encontró la fluidez y consistencia que se pretende. Se compensa con un espíritu ganador ejemplar, lo que no es poca cosa.

Si otros conjuntos le otorgaron a Las Leonas cierto hándicap para poderse equivocar y recomponerse, Holanda no le ofrecerá lo más mínimo. Cualquier falencia puede costar caro y ciertos desacoples defensivos que evidenció Argentina hasta acá es una de las principales cuestiones a corregir.

Otra es la tendencia a depender en demasía del despliegue de Luciana Aymar. Hasta acá ella viene cubriendo ciertas flaquezas jugando en todos los sectores, pero está claro que cuanto más liberada juegue, será más desequilibrante. A la vez, necesita que las demás se muestren y le permitan descargar después de apilar rivales.

Hasta acá el saldo de Argentina es positivo, en un torneo exigente al límite. La Holanda de la defensora goleadora Maartje Paumen (la mejor del mundo de 2011) le tomará el examen más riguroso. Una materia previa para intentar llegar a la ansiada final.

El recuerdo más grato, el triunfo en el Mundial

Rosario fue testigo de dos momentos diferentes en la vida de Las Leonas y sus enfrentamientos contra Holanda. La imagen imborrable fue la final del Mundial de 2010 que Argentina le ganó por 3 a 1 para celebrar su segundo título mundial. El otro fue un empate 0 a 0 en el Champions Trophy 2004 disputado en el Jockey Club.

En el primero de esos enfrentamientos, Argentina se consagró con los goles de Carla Rebecchi, en dos oportunidades, y Noel Barrionuevo.

Mientras que en el Champions de 2004, la igualdad sin goles no le convino a la Argentina porque casi la dejó afuera del encuentro decisivo, cosa que al final ocurrió, por lo que debió jugar por el tercer puesto que terminó logrando.

Racha goleadora

Rebecchi anda derecha contra Holanda. Le hizo 2 goles en la final del Mundial 2010 (3-1) y uno en la del Champions 2011 (3-3 y 2-3 en penales).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario