Ovación

Las Leonas cayeron ante una muralla china

Argentina perdió por 3 a 1, quedó última en su grupo y hoy se sabrá si en cuartos de final le toca a Holanda, número uno del mundo.

Miércoles 09 de Diciembre de 2015

Las Leonas tienen una técnica  exquisita comparada con sus pares de China. Pero eso no les alcanzó ayer para evitar la derrota por 3 a 1 contra el planteo conservador de las asiáticas, que conforman un equipo poco vistoso pero que no se complica: defiende en bloque como una muralla y le sobra garra en el ataque.
La derrota fue para las albicelestes, tan negra como la tarde. El resultado adverso dejó a las dirigidas por Gabriel Minadeo en la última posición del grupo B (detrás de Australia, Gran Bretaña y las asiáticas). Y por si eso no fuera todo, se abrió la posibilidad de cruzarse mañana en los cuartos de final con Holanda, la más peligrosa de las ocho selecciones de esta ronda final de la Liga Mundial.
 Fue una jornada oscura para Las Leonas en todo sentido. En el mismo comienzo del partido entró a la cancha un viento huracanado que oscureció el cielo y obligó a prender las luces artificiales. Y en el minuto final cayó una lluvia torrencial. Lo climático fue sólo la antesala de lo que vendría después.
El primer cuarto entre Argentina y China fue parejo. Noel Barrionuevo, sólida en la defensa, salvó a las argentinas en una acción clara de riesgo de las chinas. Segundos después, en el arco asiático, el travesaño le jugó una mala pasada a María José “Tasmania” Granatto, que intentó fiel a su estilo un potente revés que no terminó en gol.
En los segundos quince minutos llegó el primer gol del seleccionado chino. Mengyu Wang, la mejor ejecutora de córners corto del equipo rival y todo un dolor de cabeza para las Leonas, clavó la bocha en el arco de Belén Succi.
Wang es precisamente quien en junio de este año había convertido el segundo gol para China, cuando Argentina perdió 2-1 en la ronda semifinal de la Liga Mundial, en Valencia.

Empate transitorio. En el tercer cuarto Barrionuevo protagonizó el gol  del empate transitorio. Fue cuando el reloj marcaba 32' y en lo que fue el cuarto córner corto a favor de una Argentina ofensiva.
Las Leonas se ilusionaron pero China se replegó obstaculizando todo intento ofensivo. Y encima sorprendió con un gran contragolpe por izquierda que definió Yudiao Zhao con un remate cruzado para el 2 a 1 a los 38´.
 Las Leonas intentaron desesperadamente el empate, dejando espacios vacíos en defensa. Y en una jugada de toque, similar a la del anterior gol, llegó el 3 a 1 para China. A los 42´, un desborde y push de Xiaoxue Zhang sólo necesitó que Qian Yu la empujara al fondo del arco.
Hacia el final, el cielo se puso tan negro y amenazante como el panorama para Las Leonas dentro del campo de juego. Las argentinas insistieron por todos los huecos posibles. Delfina Merino, Pilar Campoy y la capitana Carla Rebecchi, generaron las jugadas más peligrosas. Pero todos los intentos chocaron con la contundencia de la arquera Dongxiao Li, líder de la muralla china.

“No creo que esté contenta Holanda”

Luego de la caída contra China, el técnico de Las Leonas, Gabriel Minadeo, y la capitana, Carla Rebecchi, analizaron el partido con las asiáticas y hablaron del futuro inmediato. Se refirieron a Holanda, el actual campeón del mundo, y posible rival de la Argentina en los cuartos de final.
“Todos son partidos difíciles porque acá están los ocho mejores del mundo”, dijo Minadeo, resaltando la capacidad del rival que los venció ayer.
“No creo que Holanda esté contenta de cruzarse con Argentina. Si se da, será un partido de ida y de vuelta. Es un encuentro que se puede ganar”, declaró.
En tanto, Rebecchi reconoció que el equipo quedó dolido y con “bronca” porque se enfrentó a un rival que “se replegó y no se lo pudo vulnerar”.

Lucha brilló bajo una lluvia de selfies y autógrafos

Un partido se jugó dentro de la cancha del estadio Mundialista y otro en la tribuna donde se ubicó Luciana Aymar, la ex Leona y mejor jugadora de hockey de todos los tiempos.
Es que minutos antes de comenzar el partido entre Argentina y China, Lucha _bajo lentes de sol, pelo más oscuro que en otras épocas y recogido en un rodete, short, remera y zapatillas_ fue descubierta por sus fans.  Nenas, en su mayoría, que comenzaron a gritarle, a aclamarla y aplaudirla.
Ella respondió, amable, a todos y cada uno de los pedidos. Hasta el de unas jugadoras y un asistente chinos (que a metros de ella gritaba a lo Chacho Coudet). Los tres se le acercaron cuando aún el partido no había concluido y ella aceptó igual el convite.
“Veo bien al grupo, jugando en equipo. Todos los planteles, salvando Holanda, son parejos”, analizó antes del encuentro. Y ante la pregunta de rigor sobre su vuelta, le contestó a Ovación: “No vuelvo, estoy bien como estoy. Por ahora no vuelvo”. ¿Estará  dicha la última palabra?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS