clasico rosarino

Las imágenes complicaron a Merlos

No dio dos penales para Newell's que se vieron por TV, en especial a los 2' por falta a Alexis.

Lunes 16 de Septiembre de 2019

Cuando el árbitro no influye en jugadas clave de un clásico se puede considerar como una actuación “buena”. Y desde el momento que durante los 90’ los protagonistas no discutieran ni protestaran airadamente las sanciones, se le da la razón al juez. Esta es la premisa para considerar la influencia de Andrés Merlos en el clásico. Y los jugadores de Newell’s no hicieron foco en un par de jugadas que más tarde entraron en el rubro “polémicas”. Claro, hoy con las imágenes repetidas una y otra vez enseguida hay que analizar acciones puntuales, como la infracción de Emanuel Brítez a Alexis Rodríguez antes de los 2’ que debió cobrarse como penal, por más que se nota que la falta fue afuera del campo de juego, según las nuevas reglas implementadas el año pasado. También se discute la salida en falso de Jeremías Ledesma que termina con un puñetazo en la cabeza del mismo delantero leproso, en el minuto 17 de la segunda parte. Jugadas para dilucidar con el VAR, que en el fútbol argentino no existe. Como sea, todo muy discutible. Pero sin dudas le baja la calificación, la consideración a su labor. Además, puede reclamarse el tema de las amarillas, que Central finalizó sin tarjetas y la lepra con tres, pero todas merecidas.

   La jugada de la “discordia” a los 2’ disparó, después del partido y buceando en el reglamento, la consideración de que Merlos debió cobrar penal de Brítez al mellizo Alexis por más que la infracción fuera afuera del área.

El reglamento que se implementó el año pasado, en la Regla 12 de faltas y conducta incorrecta, precisamente en el punto 4, establece que "las faltas afuera del campo de juego mientras la pelota esté adentro se sancionan con tiro libre desde la línea demarcatoria más cercana".

Y como en este caso se dio a la altura del área grande, sobre la línea del fondo, el árbitro debió cobrar penal. La falta existió y fue fuerte. Sin embargo, Merlos no la sancionó, tal vez consideró que no fue tan brusca como para marcar penal, o no la vio o, lo que sería peor, no tuvo en cuenta esta nueva reglamentación, que a la luz de la falta de reclamos inmediatos tampoco conocen los jugadores.

   Y en torno a la jugada en la que el arquero Ledesma salta a destiempo y golpea en la cabeza a Alexis Rodríguez no la habrá considerado falta de sanción de penal y eso es directamente un error, sobre todo tras verla por TV.

   Además, Brítez y Lema terminaron ensangrentados por codazos de Maxi y Ribas, que el árbitro no alcanzó a ver si fueron intencionales o no.

   Bajo estas consideraciones, Merlos hizo su debut en el clásico y “aprobó” a simple vista. El partido no se le fue de las manos, no recibió reclamos, no hubo tumultos y más allá de algunas protestas de ocasión de los jugadores leprosos y del técnico Kudelka no fue mirado con desconfianza ni criticado en forma desmedida. Pero las imágenes le jugaron en contra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario