Ovación

Las diabluras de Lovera

El formoseño se calzó el traje de asistidor, incisivo y desequilibrante

Domingo 18 de Febrero de 2018

Es indudable que Andrés Lioi se robó toda la atención, pero desestimar el estruendo que hubo en el Gigante cuando Maximiliano Lovera fue reemplazado por Marco Ruben sería un grosero error. Porque fue demasiado evidente que la actuación del formoseño deslumbró a los hinchas. Es que su desempeño superó la media. Le faltó llenarse una vez la boca de gol para coronar un partido más potente, pero con lo que hizo le alcanzó para el reconocimiento.

Paradojas de la vida, si Lovera hubiese jugado en el lugar en el que Leo Fernández le asignó en la práctica de fútbol durante la semana, quizá no hubiera mostrado tanto. Porque iba a ser volante por derecha (Lioi a la izquierda) por la baja de Carrizo, pero la lesión a último momento de Herrera hizo que el técnico reordenara las piezas y lo mandara allá adelante, para acompañar a Zampedri. El pibe cumplió con creces.

Fue el lanzador del tiro libre en el que Maxi González abrió el marcador; fue el encargado de ponerle a Lioi la pelota en el pie para que llegara el segundo; fue el que encaró y abrió caminos en la previa del cuarto tanto canalla, el tercero de Lioi.

"Está mucho más maduro e incluso más fuerte desde lo físico", dijo Leo Fernández sobre Lovera durante la semana, cuando decidió darle una chance que el juvenil no desaprovechó en absoluto. Es más, con su partido no sólo le cumplió al DT, sino que podrá ponerlo en un brete de cara al próximo partido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario